El primer once del Barça 2.0 de Koeman, repleto de incógnitas

El conjunto azulgrana disputará el primer amistoso de la pretemporada, contra el Nàstic, con muchos interrogantes por resolver

El esquema, las lesiones, las bajas por compromisos internacionales y la delicada situación económica condicionarán la alineación del técnico culé

Ronald Koeman saludó a los futbolistas que se incorporaban a las sesiones preparatoria y fue especialmente atento con Memphis Depay | FCB

Después de una semana y media de entrenamientos, el Barça disputará este miércoles el primer amistoso de la pretemporada. Será en el estadio Johan Cruyff, a partir de las 19.00 horas, contra el Gimnàstic de Tarragona y con un equipo muy diferente al que tendrá cuando finalice el mercado de fichajes. Las lesiones, las bajas por los compromisos internacionales de Eurocopa, Copa América y Juegos Olímpicos y la delicada situación económica, que ‘fuerza’ la entidad azulgrana a aligerar urgentemente la masa salarial, dibujan un escenario abarrotado de dudas e interrogantes.

Los jugadores culés que podrían tener minutos contra el Nàstic se pueden congregar en distintos grupos en función de su situación actual. En un primer colectivo se encuentran Neto, Samuel Umtiti y Miralem Pjanic. Son futbolistas con los que el Barça no cuenta, no solo por cuestiones deportivas sino también económicas. El portero brasileño es el único que, en estos momentos, parece tener opciones de quedarse en caso de que las propuestas que se reciban en las próximas semanas no estén a la altura de las expectativas. Si finalmente es traspasado o cedido, el Barça tendrá que decidir si apostar por Iñaki Peña o acudir al mercado para ejercer el rol de suplente de Ter Stegen.

Los capitanes Gerard Piqué y Sergi Roberto integran un segundo grupo de jugadores. Continuarán en el Barça salvo sorpresa, pero tendrán que rebajarse el sueldo para hacerlo. Con el central no habrá demasiados problemas: el entendimiento entre él y Joan Laporta es absoluto. El de Reus no se plantea abandonar el Camp Nou y está dispuesto a hacer un esfuerzo económico. Su caso tiene que ver más con los tempos que con el dinero.

Sergiño Dest y Riqui Puig, los últimos dos futbolistas del primer equipo disponibles, tampoco tienen asegurado su sitio en la plantilla para el curso 2021/22. El Barça, en principio, no tiene ninguna intención de desprenderse de ellos. Una buena propuesta económica por el primero y una cesión interesante para el segundo, sin embargo, podrían cambiar las cosas. El verano será muy largo en la Ciutat Esportiva Joan Gamper y la situación financiera de la entidad impide descartar cualquier operación. La lista de ‘intocables’ es mucho más corta que en otras ocasiones.

Un once con mucha presencia de la Masia

Por último, los jugadores del filial (Álex Collado, Balde, Gavi, Comas, Yusuf Demir, Ramos Mingo, Nico, Arnau Tenas e Iñaki Peña se han ejercitado a las órdenes de Koeman estos días) que completen la lista disfrutarán de su primera oportunidad para empezar a hacerse un hueco en el primer equipo. Pedri, que el curso pasado inició la pretemporada con muchas posibilidades de ser cedido en busca de minutos, aprovechó los entrenamientos y partidos de preparación para ganarse la confianza del técnico neerlandés. Su ejemplo debe servir para demostrar que, después de mucho tiempo, el club vuelve a confiar ciegamente en la Masia.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, Ronald Koeman podría apostar por un 4-3-3 con Neto en la portería, una línea defensiva integrada por Dest, Piqué, Umtiti y Balde, Nico, Pjanic y Riqui Puig en el centro del campo y Demir, Collado y el polivalente Sergi Roberto como futbolistas más avanzados. Otra opción sería que el héroe de Wembley diera continuidad al 3-5-2 de la pasada campaña y eso permitiera la entrada de Arnau Comas o Ramos Mingo en el once inicial. En este esquema, los carrileros podrían ser Sergi Roberto (derecha) y Dest o Balde (izquierda). A partir de la línea de medios, los ‘escogidos’ volverían a ser los mismos: Nico, Pjanic, Riqui Puig, Collado y Demir, que está dejando buenas sensaciones en la Ciudad Condal.

La ausencia de un ‘9’ puro provocará que el Barça tenga que jugar con atacantes móviles. Es complicado que Memphis Depay, que este martes se ha ejercitado por primera vez con sus compañeros, tenga minutos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil