Por qué Rakitic ha rechazado todas las ofertas

El croata esgrime motivos familiares y asume el reto de volver a ser importante en el Barça

Cumplirá 32 años en marzo y su contrato acaba en junio de 2021: al Barça le interesa un traspaso

La arrancada de Rakitic desde campo propio que casi terminó en gol | MEDIAPRO

Sport.es

A sus 31 años (cumplirá 32 el próximo 10 de marzo), Ivan Rakitic es uno de los jugadores del Barça con mejor cartel internacional: el croata, subcampeón del mundo en 2018, no está disfrutando de su mejor temporada como azulgrana, víctima de una irregularidad que apenas había conocido en su carrera, pero a pesar de todo ha tenido varias ofertas para cambiar de aires en este mercado de invierno.

Sin embargo, el centrocampista del Barça las ha rechazado todas: la Juventus, aspirante a ganar la Champions y dominador de la Liga italiana durante las últimas temporadas, fue el equipo que más ha insistido en llevarse a Rakitic en enero. El Barça hubiera visto con muy buenos ojos una posible operación de traspaso, pero todo apunta a que el croata no se moverá.

Rakitic ha expuesto, sobre todo, motivos personales: considera que no es un buen momento para trasladar a su familia. Pero también existen motivos deportivos. Rakitic cree que puede seguir siendo un jugador relevante en el equipo, primero con Valverde y ahora con Setién, a pesar de que a lo largo de la temporada no ha sido titular indiscutible. Ha disputado un total de 22 partidos en lo que va de curso pero todavía no ha marcado.

Varios equipos de la Premier, entre ellos el Manchester United, también se han interesado en la situación contractual de Rakitic. Su contrato acaba en junio de 2021. Le resta por lo tanto un año y medio de vinculación con el Barça: al club le interesa firmar un traspaso interesante, aunque sea por una cantidad no demasiado alta (su fichaje costó 18 millones de euros en 2014).

un jugador amortizado

Precisamente las condiciones en las que llegó desde el Sevilla hacen que sea un jugador ya plenamente amortizado desde el punto de vista contable, razón por la que el Barça cree que venderlo en el mercado de invierno hubiera sido una excelente operación.

Rakitic insiste en que seguirá peleando por ser titular en el Barça. De momento, a las órdenes de Setién ha jugado como titular dos partidos de tres, ante Granada e Ibiza, aunque fue suplente en Mestalla. 

Desde el punto de vista contractual, el croata sabe que todavía puede firmar el último gran contrato de su carrera en un club de primer nivel europeo: pero si lo hace más adelante, cuando su contrato con el Barça esté a punto de vencer, más posibilidades tendrá de obtener mejores condiciones en su próximo equipo.

Con la Eurocopa a la vuelta de la esquina (del 12 de junio al 12 de julio) y el Mundial de 2022 como objetivo a largo plazo, Rakitic ya piensa en su futuro a varios años vista.

Por sus condiciones contractuales, Rakitic hubiera sido el jugador idóneo para aligerar la masa salarial de la plantilla y hacer caja, pensando en un posible refuerzo para la delantera. Pero todo apunta a que la salida de Rakitic deberá esperar al menos unos meses.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil