Sport.es Menú

Pochettino nunca fue opción prioritaria para el Barça

Su nombre llegó desde la directiva y el área deportiva no lo vio claro por las tensiones que hubiese creado en la masa social

Abidal y Ramon Planes defendieron las opciones de Quique Setién y García Pimienta ante la Junta

 El técnico argentino ya no se sentará más en el banquillo de los spurs | Perform

El adiós de Ernesto Valverde no era la idea inicial del club en este inicio de 2020, pero todo se precipitó tras la derrota en la semifinal de la Supercopa ante el Atlético. El área deportiva ya veía síntomas de cansancio en el proyecto del hasta ahora entrenador y el objetivo era pactar y anunciar ya su salida en junio para fichar a Xavi Hernández en verano. Mantenerle con fecha de caducidad cerrada y preparar el nuevo proyecto con el exjugador blaugrana. La eliminación en la Supercopa hizo que se diera un giro inesperado en la planificación y, a partir de ahí, se iniciaron cuatro días de locura.

El presidente, Josep Maria Bartomeu, decidió que lo mejor era buscar ya una alternativa para el banquillo y se decidió apostarlo todo para convencer a Xavi Hernández. Así, el viaje de Óscar Grau y Éric Abidal se convirtió en una negociación para firmar al técnico por dos temporadas y media y concretar de forma inmediata el relevo. Desde el área deportiva también avalaron ese cambio tras comprobar con preocupación que el equipo iba bajando el rendimiento semana a semana. Se buscaba un golpe de efecto total y, para ello, se necesitaba a Xavi Hernández como revulsivo indispensable para que el relevo tuviese el efecto deseado.

Es evidente que las cosas no salieron bien en Qatar. La filtración de la reunión con Xavi Hernández hizo estallar todo por los aires. Puso presión a todas las partes y Xavi, que valoró seriamente la opción, se decantó por rechazar el banquillo del Barça ahora aunque dejó una puerta abierta para junio. Abidal y Grau regresaban de Qatar sin entrenador, aunque la decisión de cesar a Ernesto Valverde estaba ya decidida.

De hecho, todo se ratificó durante el encuentro de la plana mayor del club durante la noche del sábado. Ahí, solo se valoraron las opciones posibles y se decidió iniciar negociaciones. Hubo muchos ofrecimientos y, quizás, algún directivo quiso hacer el trabajo por su cuenta, pero desde el área deportiva solo se trabajó de forma prioritaria con dos nombres: García Pimienta (actual técnico del filial) y Quique Setién. El nombre de Mauricio Pochettino fue propuesto por algún directivo, pero ni el entrenador lo tenía claro -sus declaraciones anteriores son obvias y encima sigue cobrando el finiquito del Tottenham, que es muy cuantioso- ni en el Barça había consenso por la división social que podía crear. También es cierto que se sondeó a Allegri, pero el italiano solo iba a aterrizar con un proyecto largo.

Con Xavi en el horizonte, el área deportiva priorizó a un técnico que estuviese en disposición de dirigir al Barça en un corto plazo de tiempo y el elegido fue Setién, por trayectoria profesional y porque se mostró predispuesto desde que se le contactó el sábado por la noche. La Junta, finalmente, ratificó el informe del área deportiva y apostó por Setién. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil