La plantilla del Barça se conjura para ganar la Liga

NOTICIA SPORT

La plantilla del Barça se conjura para ganar la Liga

Los azulgranas se han ejercitado tras la dura derrota ante el Eintracht Frankfurt en la Europa League | EFE

En el vestuario blaugrana hay la sensación de que, si se ganan los ocho partidos restantes, remontarán al Real Madrid en la clasificación

Los jugadores culés no dimitirán de la lucha por el trofeo doméstico hasta que las matemáticas dicten sentencia

No hay tiempo para lamentarse. El Barça está obligado a pasar página de la eliminación de la Europa League y centrar todos sus sentidos y esfuerzos en la Liga Santander. El conjunto blaugrana debe sellar su clasificación para la próxima edición de la Champions. Ese es, tal como han reconocido en cuantiosas ocasiones Joan Laporta y Xavi Hernández, el principal objetivo de la temporada. Es primordial a nivel deportivo, económico, social y reputacional que el equipo culé finalice el curso entre los cuatro primeros clasificados.

Pese al reciente mazazo psicológico que ha supuesto el tropiezo continental, la plantilla del Barça no renuncia al sueño de la Liga. Es extremadamente complicado, sí, pero no imposible. En el vestuario barcelonista hay la sensación de que, si se ganan los ocho partidos restantes, remontarán al Real Madrid. Actualmente la diferencia entre ambos equipos es de doce puntos (con una jornada disputada más) a favor de los blancos. El reto es mayúsculo, pero los jugadores no dimitirán de la lucha por el trofeo doméstico hasta que las matemáticas dicten sentencia.

La plantilla del Barça considera que su calendario es mucho más asequible que el del Madrid. El conjunto merengue aún debe visitar el Sánchez-Pizjuán y el Wanda Metropolitano. Los próximos días, sin ir más lejos, serán determinantes: los de Carlo Ancelotti deberán visitar al Sevilla y a Osasuna con tres días de margen entre los dos partidos, mientras que Xavi y los suyos disputarán tres encuentros (uno de ellos el aplazado ante el Rayo Vallecano) en una semana.

El hecho de que el Madrid siga vivo en la Champions y afronte una eliminatoria extremadamente exigente contra el Manchester City también jugará a favor de un Barça que ya no tendrá 'distracciones' más allá de la Liga.

Temas