El Barça cerraría el fichaje de Reus por 35 millones

La renovación de la plantilla será el asunto prioritario sobre la mesa de los directivos del Barça
La renovación de la plantilla será el asunto prioritario sobre la mesa de los directivos del Barça  | sport

Pase lo que pase en la final de la Copa del Rey del próximo miércoles, el Barça acometerá su propio 'Plan Renove' a partir del día siguiente, el jueves, la fecha que marcará un punto de inflexión en el futuro inmediato del equipo y del club. Será entonces cuando se empiecen a tomar las primeras decisiones sobre la configuración de la plantilla de la próxima temporada (siempre con el condicionante de la sanción de la FIFA, que podría al Barça impedir fichar en verano).

Javier Giraldo

La Comisión Deportiva del club se reunirá el jueves en el Camp Nou para conocer de primera mano la opinión del presidente sobre los movimientos a realizar: lógicamente, el resultado de la final de Copa del Rey marcará el ambiente de la reunión y algunas de las decisiones que se puedan tomar, pero existen otras medidas que el club acometerá, independientemente de lo que ocurra en Mestalla el miércoles.

Una de ellas será la marcha del Tata Martino: el entrenador ha ido perdiendo confianza en el seno de la junta y su adiós se da por hecho. Faltará concretar los términos de su despedida del club, porque tiene un año más de contrato, hasta el mes de junio de 2015, pero en las oficinas del club se ha extendido la sensación, en los últimos días, de que el argentino ya no puede continuar el año que viene en el banquillo.

Eso sí, a pesar de los rumores surgidos en las últimas horas, el club no tiene pensado destituir al entrenador si el Barça pierde la final de Copa. El Tata se sentará el banquillo hasta la última jornada de Liga pase lo que pase.

Remodelación de la plantilla

Los responsables deportivos también hablarán de la remodelación de la plantilla. El club tiene claro que la plantilla necesita una renovación importante y los nombres están encima de la mesa.

A la necesidad de reforzar la portería y el centro de la defensa se une ahora la posibilidad de incorporar a un delantero versátil, capaz de jugar en punta o de media punta, y el nombre de Marco Reus (Borussia Dortmund) ha irrumpido con fuerza en la agenda de la secretaría técnica. Su cláusula es de 35 millones y la intención es ejecutarla, puesto que cuenta con el beneplácito de Jurgen Klopp, el técnico que más posibilidades tiene de llegar.

En cuanto a los centrales, el club podría reactivar las negociaciones con Thiago Silva, jugador del Paris Saint Germain que en los últimos días ha mostrado su descontento en el club parisino, eliminado de la Champions en cuartos de final. Además, su relación con su entrenador, Laurent Blanc, no es del todo fluida, lo que podría precipitar su salida del PSG.

Otra opción sigue siendo David Luiz, que a las órdenes de José Mourinho ha adelantado unos metros su posición para jugar en el centro del campo, como jugador de contención.

Por otra parte, el presidente Josep Maria Bartomeu también tiene previsto realizar varios cambios en el organigrama deportivo que afectarían al área de fútbol profesional, la secretaría técnica y el fútbol base. Son movimientos aún en una fase inicial, que se irán concretando en las próximas semanas y que el resto de directivos ni siquiera conocen.

Se trata de un borrador de intenciones que ha efectuado el propio Bartomeu, obligado por las circunstancias a capitanear una transición que marcará el futuro deportivo del Barça en los próximos años. El punto de partida será el jueves, con la dulce resaca de la victoria en la final de Copa... o con la amarga sensación de haber perdido dos títulos en una semana, la Champions y la Copa y haberse complicado la Liga.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil