El plan del Inter para que Lautaro no se vaya al Barça

Zhang y Marotta propondrán prorrogar y mejorar su contrato hasta 2025 para que sea la imagen del club

A cambio quieren retarsar la negociación hasta que se cierre el mercado y anular la cláusula liberatoria de 111 millones

Dos golazos para alcanzar la final: el doblete de Lautaro ante el Shakhtar | MEDIAPRO

El presidente Steven Zhang y el director deportivo Giusseppe Marotta han elaborado una estrategia para conseguir que Lautaro Martínez renuncie a su sueño de firmar por el FC Barcelona y se quede en el Inter de Milán como la imagen y el abanderado de su proyecto deportivo, según 'La Gazzetta dello Sport'.

SPORT.es

Está previsto que los agentes del delantero argentino lleguen en esta jornada del martes a Milán, con vistas a reunirse con los dirigentes de la entidad 'neroazzurra'. Será entonces cuando Marotta ponga sobre la mesa la oferta para prorrogar y mejorar el actual contrato de Lautaro Martínez.

El Inter propondrá al jugador y sus agentes que el contrato se prorrogue hasta 2025, con un salario anual que aumentará hasta los 6 millones de euros más una serie de bonus por objetivos y otros conceptos.

La intención no es únicamente contentar las ambiciones económicas del jugador, sino también las personales, convirtiéndolo en el símbolo del proyecto deportivo. Steven Zhang está decidido a construir un Inter ganador y quiere que Lautaro lo lidere en el terreno de juego.

La propuesta del Inter chocará con los deseos del argentino, que desde hace tiempo tiene muy adelantado el acuerdo con el Barça a través de sus representantes. La salida de Luis Suárez del Camp Nou puede facilitar la integración de Lautaro para convertirse den el delantero titular del equipo. 

LOS 'OBSTÁCULOS' DE LA PROPUESTA

Pero este no es el único obstáculo. El Inter también quiere que desaparezca la cláusula de 111 millones de euros que a principios de este verano colocó en el mercado a su estrella. Un aspecto que parece difícil que puedan conceder los negociadores de Lautaro. Una alternativa sería aumentar el montante de esa cláusula; pero tampoco tendría sentido pues perdería el sentido con el que nació: abrir una puerta de salida para el futbolista, aunque sea remota.

Finalmente, hay otro factor que enturbia la propuesta: el Inter quiere que la negociación definitiva se lleve a cabo a partir del 5 de octubre, con el mercado de fichajes ya cerrado. Marotta esgrime que el club necesita esta demora para cuadrar sus números.

Sin embargo, es evidente que aceptar ese calendario reduce la capacidad de maniobra de Lautaro Martínez pues el Barça, o cualquier otro de los clubes que lo pretenden, ya habrán cerrado su plantilla para entonces.

Para el argentino, si rechaza esta oferta del Inter, se esfumará la posibilidad de escoger una salida del Giuseppe Meazza, como mínimo hasta el mercado de invierno, y casi con toda seguridad hasta el verano de 2021. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil