Sport.es Menú

Plan del Barça para ganar la Liga

El grupo considera que la Liga está ganada en un 70% y que ahora toca rematar la faena

Sabe que no será fácil, pero hay prisa por lograr el título pronto, a poder ser a mitad de abril

Los jugadores del Barça en el último entrenamiento
Los jugadores del Barça en el último entrenamiento | sport

Con una ventaja importante en la clasificación, los jugadores azulgranas se plantean la segunda vuelta de la Liga (que hoy empieza) con la necesidad de liquidar la competición cuanto antes debido a las circunstancias especiales que rodean esta temporada con la disputa del Mundial de Rusia en verano.


El Barcelona ha adquirido una sustancial diferencia en la clasificación con el Madrid fuera de combate al encontrarse a 19 puntos (con un partido menos). Al Barça le quedarían dos rivales de peso como es el Valencia y el Atlético de Madrid con los que tiene una ventaja de 11 y de 9 puntos. Jamás a estas alturas del campeonato se había encontrado en esta situación tan privilegiada, fruto de una primera vuelta casi perfecta en la que no ha perdido ni un partido. Solo ha dejado escapar seis puntos de los 57 posibles. Y en esta situación, el Barça ha sacado la calculadora para saber a qué atenderse.


Sin ánimo de cantar el alirón antes de tiempo ni de lanzar campanas al vuelo teniendo en cuenta los percances que pueden ocurrir en los 19 partidos restantes, el Barcelona se sabe que tiene “un 70 por ciento” de la Liga en sus manos. Queda rematar la faena, darle un nuevo empujón para sentenciarla. Y en estas circunstancias, el equipo podría limitarse a dejarse ir, no forzar la máquina, ir administrando la ventaja con el plácido calendario que le espera con la mayoría de partidos complicados en el Camp Nou: Recibe al Atlético, al Athletic, al Valencia, al Villarreal y al Real Madrid y solo tiene que ir al campo del Sevilla y al del Celta como desplazamientos, a priori, más complejos.


Así pues, el Barcelona podría vivir de rentas pero lo que se ha propuesto el vestuario es todo lo contrario: Es ganar la Liga cuanto antes. El reto planteado es la de conquistar el campeonato siete fechas antes de la conclusión. De cumplirse con este plan, el Barcelona podría ser campeón a mitad de abril. Sería uno de los campeones más madrugadores que se recuerdan. ¿Y después qué? La situación del equipo quedaría abierta a la Copa del Rey y a la Champions.

Calendario en mano

Con el calendario en mano, a mitad de abril, el Barça ya podría estar clasificado para la final de la Copa y en las semifinales de la Champions. El Barça no renunciaría a ninguna de las dos competiciones porque la opción de lograr el triplete motiva, y mucho, al vestuario. Los jugadores saben que entonces les tocaría hacer un esfuerzo en Europa para lograr el pase a la final de Kiev. 


Desde mitad de abril hasta el inicio del Mundial, donde habrá masiva presencia de jugadores del equipo azulgrana, hay dos meses en los que será el momento para bajar la tensión, de recuperar fuerzas, de administrar esfuerzos con la única salvedad de las dos finales (en el caso de clasificarse). El vestuario del Barcelona, con los internacionales a la cabeza, sabe que es la manera ideal para dar lo mejor para el club y luego centrarse en el Mundial, donde algunos de ellos tienen focalizadas grandes esperanzas como es el caso de Messi, de los internacionales franceses (Umtiti o Digne), de los españoles (Piqué, Roberto, Busquets, Iniesta, Alba) o el alemán (Ter Stegen), todos ellos con serias opciones de conquistar el trofeo de Rusia.


Así pues, el Barça quiere ganar el título de liga pronto para luego dosificar esfuerzos con la salvedad de la Champions o Copa y estar frescos para el Mundial. Veremos si se cumplen los propósitos del equipo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil