Sport.es Menú

Plan de choque para el Barcelona B

Se ha solicitado una partida de entre 6 y 8 millones de euros y podría llegar un máximo de cuatro fichajes en este mercado de invierno

Jose Mari Bakero ha tomado las riendas de las operaciones con el objetivo de que el filial salga del descenso

La plantilla del filial será reforzada con un máximo de cuatro incorporaciones
La plantilla del filial será reforzada con un máximo de cuatro incorporaciones | VALENTÍ ENRICH

El club apostó muy fuerte para tener al filial en la Segunda División A y la actual posición de descenso es un lógico motivo de preocupación. No se ha hecho tanto esfuerzo para mantenerse solo una temporada, así que tras las deliberaciones y reuniones oportunas se ha decidido que toca reforzar la plantilla en el mercado de invierno. Los responsables del fútbol formativo profesional, junto al técnico del Barça B, Gerard López, han diseñado un plan que se encargará de ejecutarlo el secretario técnico, José Mari Bakero, implicado para reflotar la nave azulgrana.

Tomàs Andreu / Germán Bona

Las reuniones se han sucedido en los últimos días y aunque la plantilla goza de vacaciones, no así el área deportiva, que se ha encargado de radiografiar los males de un equipo que comenzó bien, pero se ha venido abajo hasta el punto de sumar una sola victoria en los últimos 11 partidos. A pesar de que ya se cuenta con jugadores de altísimo nivel, como Aleñá, Palencia, Jose Arnaiz, David Costas, De Galarreta o ‘Choco’ Lozano, se considera que hay que reforzar demarcaciones clave con jugadores jóvenes, pero que aseguren una rápida adaptación. Por ello, se realiza un seguimiento centrado en futbolistas que, al margen de su lugar de nacimiento, tengan ya adquirido el ritmo del fútbol europeo y de categorías exigentes. 

La partida solicitada por Bakero oscilaría entre los 6 y 8 millones de euros y, si se da el OK, la petición de máximos sería de cuatro incorporaciones. Se busca principalmente un central, un lateral a poder ser que juegue por las dos bandas, un pivote defensivo que ‘apriete’ a Oriol Busquets, con el que se está muy contento –y teniendo en cuenta la lesión de larga duración de Sarsanedas–, y un delantero. 

En este sentido, los jóvenes están respondiendo, pero se ha percibido también que no deben soportar toda la presión es estos momentos complicados. De ahí que Jose Arnaiz haya tenido oscilaciones en su rendimiento o Aleñá necesite liberarse de la excesiva responsablidad y de la acumulación de minutos que redundan, en ocasiones, en su ritmo.

Con este plan de choque se está convencido de que el filial saldrá adelante. Hay plena confianza en Gerard López, pues consideran los responsables que ha demostrado sobradamente su capacidad, aunque los técnicos, ya se sabe, están en un continuo examen. El Barça B debe alzar el vuelo y en el mercado de invierno se cree que está la respuesta.

LAS SALIDAS, IMPRESCINDIBLES PARA FICHAR

El capítulo de salidas siempre es complicado, pero este verano ya se llegaron a acometer ni más ni menos que 21 operaciones y se considera que vuelven a ser imprescindibles para reforzar la plantilla del filial. Ahora mismo, hay 24 fichas ocupadas de las 25 disponibles. Wilfrid Kaptoum no tiene dorsal porque ha estado los últimos meses lesionado y una vez recuperado la solución más lógica sería una cesión, como también se podría estudiar con Rafa Mujica, quien también ha estado muchos meses inactivos.

Además, hay jugadores que ni siquieran entran en las convocatorias, como Samu Araujo –cedido por el Celta– o Santi Bueno, por el que se pagó un millón a Peñarol. También es un caso por resolver el de Moisés Delgado, a quien no se logró encontrar un destino en verano. Habrá cesiones y también traspasos para aligerar la plantilla y que vengan refuerzos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil