Pjanic: "Este equipo quiere revancha"

El bosnio explica en SPORT sus sensaciones a los pocos días de su debut en partido oficial

"Nunca es mal momento para venir al Barça, es un equipo concebido para ganarlo todo"

Pjanic: Este equipo quiere revancha | Javi Giraldo/Maite Jiménez

Le apodan el ‘Pianista’: las sensaciones que transmite con el balón las emite también a través de la pantalla, durante la entrevista telemática. Sereno, con un discurso pausado, propio de quien ya acumula muchas horas de vuelo sin perder la ilusión, Miralem Pjanic llega al Barça después de dos intentos por parte del club azulgrana. En el vestuario ya le llaman ‘Mire’. Y en el vestuario ya se habla de la gran obligación del equipo, tomarse la revancha del 2-8 y demostrar que aquello solo fue un accidente.

-¿Qué sensaciones se ha llevado de sus primeros días en el Barça?
Muy buenas. Lamentablemente, no pude incorporarme antes por el Covid, pero las cosas están saliendo muy bien. Al principio me entrené en solitario y luego ya con el equipo. Físicamente estoy trabajando duro para estar a punto lo antes posible.  Estoy intentando adaptarme al equipo y al vestuario, aprender el idioma, comunicarme con los compañeros. Las primeras impresiones son muy buenas. Tengo ganas de que empiece la temporada, ojalá sea un buen año. 

-Llega a un equipo en plena transición. ¿No teme que sea un mal momento para fichar por el Barça?
Nunca es un mal momento para venir al Barça. El Barça es un equipo concebido para ganarlo todo. Puede que el año pasado no fuese una buena temporada y que acabase mal. Las cosas no salieron como se habían imaginado, pero piensa en todos los equipos que cada año se construyen para ganar, y lógicamente no todos ganan. No es fácil ganar títulos. Fue una temporada extraña para todos, con el coronavirus: estuvimos varios meses parados, luego nos tocó arrancar casi de repente, en fechas extrañas, sin público en los campos….


-¿Cómo ha visto a sus nuevos compañeros?
Muy motivados. Por lo que me dicen los entrenamientos han cambiado mucho. Este equipo quiere tomarse la revancha de lo que sucedió en Lisboa y demostrar que fue un gran accidente. Nuestro objetivo es ir paso a paso: empezando por la Liga, que no será fácil. Y en la Champions habrá cinco o seis equipos candidatos a ganar el trofeo. A partir de marzo empezará una nueva temporada dentro de la propia temporada, con los octavos de final de la Champions y el tramo decisivo del campeonato de Liga, ahí es donde tenemos que estar a tope. 


-Dice que en el vestuario ya se habla de revancha.
Estos jugadores ya se han ganado el respeto del mundo del fútbol y no creo que tengan que demostrar nada a nadie. Pero en el fútbol hay accidentes, y no creo que haya un jugador del Barça que no quiera demostrar que el 2-8 fue eso, un accidente. No tengo ninguna duda. He hablado con alguno de ellos y no han perdido ni un gramo de seguridad en sí mismos. El año pasado no fue fácil para nadie, pero estoy seguro de que este año tendremos una buena temporada, porque tenemos buenos jugadores. Nada es fácil en el fútbol de hoy. Sabemos que el Barça está viviendo cambios, quizá los recién llegados necesitemos algún tiempo de adaptación, pero lo conseguiremos.

-La marcha de Suárez es el gran cambio, ¿no?
Es difícil porque es uno de los mejores delanteros del mundo. No será fácil reemplazarlo. El que venga, o quien juegue en esa posición, deberá intentar que su ausencia no se note, pero no será tarea fácil. Hablamos de uno de los dos o tres mejores delanteros del mundo. Será una gran pérdida, también para el vestuario. 


-¿Qué tal con Koeman?
Buenas sensaciones. Trabajamos mucho. Intentamos adaptarnos a sus ideas y aplicarlas en el campo. Trabajamos con mucha intensidad, algo que parece que ha cambiado bastante con respecto al año pasado. Los entrenamientos son duros. Ahora nos toca demostrarlo en el campo, en el primer partido. Empezar ganando nos daría mucha confianza. 


-Usted era solo un niño, pero Koeman es un héroe para el barcelonismo desde 1992.
Lo sé. Fue un gran jugador. Ahora es el entrenador, y también está muy motivado. Es un entrenador muy seguro de sus ideas. Lo vimos con Holanda, lo hizo muy bien en los últimos años. Está feliz de haber venido al Barça y deseoso de demostrar sus cualidades como entrenador.

-¿Qué aprendió en el fútbol francés?
La técnica y el físico, pero también a desenvolverme en el máximo nivel. Llegué al Lyon a los 18 años y compartí vestuario con jugadores como Juninho, Benzema, Cris o Gouvou. Fue un enorme aprendizaje. 


-¿Y en el fútbol italiano?
Sobre todo táctica. Tuve grandes entrenadores: Luis Enrique, Rudi García, Allegri, Spalletti, etc. También aprendí a estar físicamente mejor preparado para afrontar todos los partidos. Ahora conozco mejor mi cuerpo, tanto en lo físico como en lo mental. Imagino que en el Barça será diferente, aquí habrá menos táctica, pero más calidad técnica. Pero espero seguir aprendiendo. He jugado más de 600 partido, creo que tengo cierta experiencia, y voy a jugar con futbolistas que también conocen el juego, pero quiero seguir aprendiendo. 


-También idiomas. Ya habla seis.
Sí, francés, alemán, bosnio, luxemburgués, italiano e inglés. Ahora me toca el castellano.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil