Piqué: "Siempre quiero que el Madrid pierda, no voy a pedir perdón"

Piqué: No esperen que cambie ni que pida perdón | sport

El defensa del FC Barcelona y de la selección española Gerard Piqué ofreció una rueda de prensa en la que desarmó a todos los que han alimentado la polémica en torno a su figura tras la pitada que recibió en el Carlos Tartiere durante el España-Eslovaquia. Ni deja la selección, ni renuncia a su barcelonismo -aparejado a un antimadridismo deportivo irreductible- ni faltará a la Diada del 11 de septiembre del viernes.

JUan Manuel Díaz

La expectación generada en torno al anuncio de la rueda de prensa de Gerard Piqué, posterior al entrenamiento del equipo de Luis Enrique Martínez que ya prepara el partido de la Liga BBVA 2015-16 frente al Atlético de Madrid tuvo su justo premio. Piqué, según el dicho catalán, 'és tal com raja'. Y él fue el primero en reconocerlo antes de dar sus aclaraciones. "Siempre he tenido el máximo compromiso con la selección española. En cuanto a la rivalidad Barça-Madrid, yo soy así y no cambiaré: quiero que Madrid siempre pierda" y por tanto "lo haría una y mil veces".

Después de que durante días se haya especulado sobre cómo le ha afectado la polémica, Gerard dejó clao que a nivel personal se siente bien. "Me encuentro muy bien. Las sensaciones deportivas son buenas y yo soy muy positivo". Sin poder evitar una sonrisa añadió, para dar prueba de su estado de ánimo: "Soy un hombre feliz y ayer (miércoles) fui a buscar setas. Soy muy positivo y solo pienso en poder jugar cuanto antes. Espero que me apliquen la cautelar (por la sanción que está cumpliendo) y poder jugar frente al Atlético".

ANTIMADRIDISTA

En primer lugar, Gerard Piqué quiso resaltar su buena relación con los jugadores del Real Madrid, como su capitán Sergio Ramos, y con el capitán de la selección y exmadridista Íker Casillas. Su objetivo era desligar la polémica Barça-Madrid de los que quieren derivar el asunto a su supuesta falta de compromiso con la selección española.

"Con Sergio Ramos tengo la mejor relación desde que debuté en la selección y nos conocemos. Tuvimos una conversación en la que hemos hablado de muchas cosas, no precisamente de esto. Salió a defenderme después del partido (con Eslovaquia) y en la zona mixta (tras el duelo en Macedonia) dices cualquier cosa porque vas rápido. Pero me se siento muy cómodo con él y también jugando con él en la defensa".

De ahí que añadiera que "mi relación con los jugadores del Real Madrid es fantástica. Con Iker (Casillas) especialmente". Y recordó que meses atrás "Iker y Sara (Carbonero) me llamaron para felicitarme por el nacimiento de mi hijo y se lo agradecí, pero le deseé 'que te metan cuatro (goles el Atlético)' ¡y se los metieron!". Piqué también confesó que vio el duelo de semifinales de la Juventus y el Real Madrid en la Champions "con la camiseta de Buffon puesta". 

Por este motivo añadió que "yo no intento cambiar nada. Solo espero que entiendan que si pitan por algo referido con España, me duele porque no tienen razón y perjudican al equipo. Y si es sobre la rivalidad Barça-Madrid, no creo que hice nada malo ni quise faltar el respeto a nadie, fue una broma. Soy culé de toda la vida y que me piten en el Bernabéu... para mí es sinfonía que me piten en el Bernabéu. Estoy de acuerdo porque soy un tipo muy pasional pero no quiero que afecte a la selección".

"EL VESTUARIO DE LA ROJA, UNA PIÑA"

Gerard Piqué dijo que "solo lo siento por mis compañeros y por el míster (Vicente del Bosque) porque a él no le gustan estas cosas Si salgo aquí es por la Selección y porque tenemos que ir a una para conseguir títulos". Pero el vestuario de la selección está mejor que nunca. No pasa nada, la gente lo quiere complicar todo". Por eso, "yo voy a poner todo de mi parte para que esto se supere pero la gente es libre. Pero no me arrepiento para nada, haría esto una y mil veces porque soy así. Yo quiero que el Madrid pierda siempre y esta es la rivalidad deportiva que ha existido en España siempre. No voy a pedir perdón".

Reconoció que se pudo equivocar en las alusiones al Real Madrid en sus celebraciones de los títulos del Barça y volvió a recurrir a la ironía. "Sé que no fui elegante cuando me referí a Cristiano y Kevin Roldán (en la celebración del triplete), pero uno no va siempre con traje y corbata, a veces vas con chancletas".

LA VERTIENTE POLÍTICA

Gerard Piqué también salió al paso de los que quieren ver un transfondo político y han cuestionado su entrega con la selección o le criticaron por respaldar la campaña a favor del Deporte catalán. "No tengo que defenderme y lo último que haría es dejar la selección porque daría la razón a una gente que me está pitando por una razón que no es correcta. Mientras que el míster siga confiando en mí y me convoque, yo no voy a fallar". En todo caso, añadió que respetará la decisión de los aficionados si deciden pitarle.

En el aspecto más social, Gerard reconoció que "la situación es complicada (en Catalunya) pero la historia dice que se ha de escuchar a la gente. El 27-S es un día para ir a votar y esos resultados se han de leer y entender porque se está hablando de dos millones de personas y vale la pena escucharlos". Y añadió que "obviamente, iré a la Diada" a las celebraciones de la Diada de Catalunya del 11 de septiembre.

En todo caso, "no es incompatible seguir jugando en la selección española, con la que mi compromiso es total, y apoyar a Guanyarem porque también el deporte catalán me ha dado mucho. Yo soy muy de mi gente y los míos saben qué pienso", añadió. Pero aclaró que "no voy por dinero, porque en el Barça gano cincuenta veces más que en la Selección ni por prestigio porque he ganado un sextete y dos tripletes siendo casi siempre titular". 

EL ATLÉTICO-BARÇA

También quedó tiempo para hablar de temas estrictamente deportivos. Piqué dijo que mantiene la esperanza de que le otorguen la cautelar y pueda jugar ante el Atlético pese a la sanción que le impusieron durante la vuelta de la Supercopa de España. Una sanción que aceptó que es merecida. "La sanción de cuatro partidos en la Supercopa no creo que tenga nada que ver con esta polémica porque reconozco que me equivoqué pero era un momento muy tenso y se nos escapaba una competición".

Es consciente de que el Barça debe reponerse al parón de selecciones y a las numerosas bajas en un campo que es especuialmente complicado pero en el que espera que volverán a dar lo mejor de sí mismos.

Finalmente, elogió a Luis Suárez, quien para él "es el mejor delantero de centro del mundo un ejemplo como persona y jugador. Te aguanta el balón, remata con las dos piernas, trabaja, tiene gol es un buen compañero...". Y evitó terciar en la dialéctica Bravo-Ter Stegen. "La competencia entre Claudio Bravo y Ter Stegen por la titularidad en la portería del FC Barcelona es normal. Son dos grandes porteros y Luis Enrique será el que decida". 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil