Sport.es Menú

Piqué: "Después de todo, era lo menos que podía hacer"

El defensa del Barça consideró que el problema es de los propietarios del Espanyol "que no ha denunciado los insultos de parte de su afición"

Gerard aclaró que en su celebración sólo hizo callar a ala grada y no hizo ningún signo insultante

Piqué marcó el gol del empate | GOL

Gerard Piqué salió a la zona mixta del RCDE Stadium tras el derbi Espanyol-Barça (1-1) para explicar sus sensaciones por el juego y por los incidentes vividos por él en primera persona. El jugador consideró que que su reacción fue lógica después de la tensión del encuentro y de los insultos que había recibido él y su familia.

El FC Barcelona fue capaz de igualar el derbi contra el Espanyol (1-1) que se había complicado mucho tras el gol de Gerard Moreno Gracias al gol de Gerard Piqué, quien mandó callar a la grada después de haber escuchado silbidos y abucheos durante el partido contra él. La situación ya estaba caldeada con el defensa blaugrana tras los insultos a su familia y a él en el duelo de cuartos de final de la Copa (1-0). 

Cuando le preguntaron por su gesto, mandando callar a la grada, Gerard Piqué fue claro. "¿El gesto una falta de respeto? Falta de respeto es que me denuncien por decir que son de Cornellá, cuando es una obviedad, y en cambio no denuncien los insultos de parte de su afición", señaló.

Sus motivos

Piqué matizó su respuesta, pero siempre teniendo claras sus motivos. "Son obvios. Ha habido una parte de la afición, que no son pocos, que en la últimas visitas se han dirigido a mí y mi familia. Lo que me digan a mí, en fin, pero lo que dicen a mi familia... Y no hago callar a todos", sino a los que dicen esas cosas "porque sé que hay gente del Espanyol, muchos que son buena gente y algunos amigos míos, pero algunos dicen lo que dicen y no los hacen callar como club. Al final están todos puestos en ello".

Piqué insistió en la idea y recordó que "después de todos los acontecimientos (en referencia a los insultos contra él y su familia) era lo menos que podía hacer". Le preguntaron si además de su celebración habitual, dos '2' dibujados con los dedos de las manos, había lanzado algún desafío a la afición. "¿Cuernos? No, simplemente hice callar a la grada".

En las declaraciones a las televisiones, Gerard Piqué también se refirió a la campaña publicitaria del Espanyol como respuesta a sus palabras. "Es muy obvio. Son de Cornellà, lo dije el otro día. Lo único que quería decir es que cada vez están más desarraigados. Tienen un propietario chino y todos sus consejeros son chinos. No hace falta que se gasten dinero diciendo que son de Italia, China y de Tabarnia. Al final son de donde son y funcionan así. Cada vez, el Espanyol está más desarraigado, es así y solo dije eso. Pero lo que dice la afición también duele mucho y yo busqué contestar con esto. Y parece que funcionó porque s ehan gastado mucha pasta en todos los periódicos de Catalunya". 

Se queda en el campo

La jugada posterior entre Gerard Piqué y Gerard Moreno, tras una dura entrada del segundo, derivó en un cruce de palabras y algún empujón en el campo que siguió después en los vestuarios. Al respecto, el defensa del Barça explicó: "Han habido intercambio de palabras y comentarios y ya está", siguiendo la línea habitual de dejar estos enfrentamientos en el campo.

Piqué no piensa que le vayan a tener ahora más ganas los seguidores del Espanyol: "Supongo que las ganas ya están y siempre que venga seré recibido así, tampoco me preocupa mucho y lo que hemos de hacer es seguir compitiendo en la Liga. ¿Responsabilidad? Creo que los jugadores siempre los somos, pero también somos personas".

En cuanto a lo meramente deportivo, Gerard dijo: "¿Felicidad? Como siempre que marco. Al final tuvimos que tirar pelotas arriba porque no teníamos más opciones. Lo importante es seguir sin perder".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil