Sport.es Menú

Pepe Reina: "Fichar por el Barça no depende de mí"

Líder indiscutible del vestuario por su experiencia, su carácter y por la posición que ocupa en el campo, Reina está viviendo una segunda juventud en Italia. Se fue del Liverpool para encarar nuevos retos y poder jugar al máximo nivel en la Champions y acertó. 

Sport.es

¿Como está viviendo esta nueva etapa, casi inesperada, en el Nápoles de Rafa Benítez?
Sí, es cierto. Es una cosa que no esperaba, pero que me ha venido muy bien a nivel personal y a nivel deportivo. Estoy muy agradecido por esta oportunidad al club y a los técnicos, a los compañeros y a la afición, que me ha acogido muy bien. Estoy viviendo un gran momento y una experiencia más al máximo nivel, que era de lo que se trataba cuando se firmó la cesión por una temporada.

¿Tocaba ya dejar la Premier?
Llevaba ocho años en Liverpool y, a veces, en muchos momentos de tu carrera te hace falta un giro. Un nuevo reto. Nuevas ambiciones que despierten esa hambre y esas ganas de superarte. Eso es lo que ha pasado con el Nápoles. Me ha venido muy bien para seguir creciendo en la portería y la temporada a nivel personal y colectivo está siendo buena.

¿Costó mucho dejar el Liverpool, un club en el que ya está considerado como una institución?
La gente de Livepool me quiere muchísimo y el reconocimiento es mútuo. Han sido ocho años y los buenos momentos son muchisimos. En la recta final o los últimos tres o  cuatro años, igual no vimos al Liverpool que estábamos acostumbrados a ver. Hoy en día soy del Liverpool y lo seré siempre. Estoy seguro que ellos siempre van a guardar un gran recuerdo de mi paso por ahí y, en un club como es ese, no se puede pedir más.

¿Se supone que Benítez influyó para decantar la decisión final?
Rafa es mi padre deportivo. El es quien confió en mí para saltar del Villarreal al Liverpool y el que me trae a Nápoles unos años después. Es un entrenador que me conoce muy bien y me identifico mucho con la manera que ve el fútbol. Sé lo que espera de mí y yo se lo que puedo esperar de él.

Para un portero internacional es importante jugar al máximo nivel...
El Nápoles está creciendo. Hace nueve años estaba en Tercera División. Se están haciendo las cosas con tranquilidad, pero el presidente y su junta directiva son gente ambiciosa. Quieren llevar al club para estar entre los grandes y estamos en el camino de hacer un gran equipo.

La verdad es que la ciudad vive por y para el fútbol ¿Debe ser una experiencia única jugar con esta afición?
Es una ciudad muy del sur de España si me permitís la comparación. Es gente muy caliente, muy atrevida. Muy abierta y cariñosa. Viven el fútbol como una religión. Como pasaba en Liverpool, pero todo mucho más emocional. Cuando las cosas van bien, esta gente ves como lo siente y es emocionante. Jugar en un club así es agradecido y un privilegio. 

¿Y ahora llega el momento de ganar títulos?
A nivel colectivo siempre es importante conseguir títulos. Todo lo que sean éxitos deportivos, colectivos son también personales. El equipo está creciendo mucho. Es un proyecto nuevo, pero vamos a intentarlo. La verdad es que el trabajo de la plantilla es impresionante y ese es el camino para lograr cosas.

Lleva ya muchísimos años jugando fuera de España. ¿Está pensando ya en cerrar esta etapa y regresar ya al país?
Algún día me gustaría regresar a España y sé que lo haré. No sé si más pronto que tarde, pero lo haré. He estado muy cómodo jugando fuera. La mayoría de mi carrera ha sido fuera. He vivido momentos enriquecedores a nivel personal. Hablo tres idiomas, mis hijos van a tener una educación privilegiada. Hay muchísimas cosas favorables. 

¿Es cierto que en verano estuvo esperando al Barça, pero como no se concretó acabó firmando por el Nápoles por una sola temporada?
No. Esto no fue así. Lo que esperé es que solucionara el tema del Liverpool. Hablé con el Liverpool de forma clara. Nosotros no entramos en Champions, ni en UEFA. Me apetecía jugar competición europea y había posibilidades de que se diera. El Liverpool, entonces, fichó otro portero y optamos por coger esa cesión al Nápoles que creo que ha sido un acierto. No hubo nada más.

A nivel profesional debutó muy joven como portero del Barça. ¿Tal vez demasiado joven para tener más continuidad?
Eso le pasa a todo profesional. No es lo mismo debutar en el Barça con 19 años, que hacerlo con 27 o 29 años. Uno a esa edad ya es maduro y tiene 600 o 700 partidos a sus espaldas y que sabe lo que se hace. Es lógico que tu rendimiento sea mucho más previsible ahora que cuando tenías esa edad. Son momentos puntuales en la carrera y está claro que las cosas cambian y ahora son diferentes.

¿Le dolió salir del Barça?
No, no. Que va. Es parte del fútbol. Cuando los resultados no van bien y tu rendimiento tampoco no es tan bueno por lo que sea, porque el equipo no está bien, porque a nivel social no se estaba muy allá, porque uno está inmaduro y no estás en ese momento de ofrecerle cosas al equipo que necesita… Fue una experiencia bonita y que me sirvió mucho a nivel personal y profesional. Voy a estar agradecido al Barça durante toda la vida. No puedo decir lo contrario. Tuve una educación magnífica durante ocho años en la Masía. Con una formación como persona impresionante. Eso nunca se puede olvidar.

Y, al final, se perdió unos años en los que el Barça ha sido considerado como el mejor equipo del mundo...
El Barça de los últimos años es el mejor equipo que he visto en mi vida. No creo que ningún equipo haya jugado al fútbol como han hecho ellos. En la selección era parecido porque en buena parte de los jugadores que participan son del Barça. El nivel que han mostrado ganando tantísimas cosas será difícil de igualar. Es un equipo que pasará a la historia, pero tienen muchas más cosas que decir. Sin duda.

¿La pregunta del millón, en estos momentos, es si existen muchas opciones para que pueda fichar por el Barça este verano?
No depende de mi. Yo estoy en una situación que mi cesión acaba el 30 de junio. Más allá de eso, mi representante está haciendo sus movimientos, sus cosas, sus gestiones. Confío plenamente en él y lo que tenga que ser será. Lo que hoy por hoy me ocupa es disfrutar Nápoles y su gente y hacerlo lo mejor posible. Como profesional debo pensar en el sitio dónde estoy.

¿Pero es evidente que ilusión para volver existe? 
Siempre. El jugador que diga que no tiene ilusión para jugar en un equipo como el Barcelona me parece que falta a la verdad. A nadie se le escapa que jugar en ese equipo, a todo el mundo le gustaría. Está claro que me encantaría volver, pero eso ya se verá si se puede dar o no. Ahora, mucho más no se puede decir porque tampoco hay mucho más.

Es curioso que buena parte de la decisión esté en manos de Andoni Zubizarreta ¿Es cierto que su primer autógrafo se lo pidió a él?
Sí, es verdad. Zubizarreta era mi ídolo. Yo disfrutaba mucho con él. Era un culé en Madrid con lo difícil que es eso. En el colegio me metían mucha caña, pero he mamado mucho Barça y mucho Atlético en casa. Cada vez que el Barca venía al hotel Sanvy de Madrid, íbamos a visitar a mis ídolos y la ilusión de poder ver a Zubi era mayúscula. Siempre quise ser portero y él me transmitió muchas cosas.

¿Cómo ve la Liga española?
Hay un protagonista importante y nuevo con el Atlético. Creo que nos ha sorprendido a todos y muy gratamente. Tienen un equipazo, son my competitivos y tienen un gran bloque. Eso ha animado la Liga y ya no se puede decir que es una Liga de dos.

Supongo que está al corriente de los debates que se están abriendo sobre el juego del Barça ¿Qué opina?
Mientras sean críticas constructivas se pueden aceptar y hasta entender. Criticar por criticar porque estábamos acostumbrados a la excelencia es más difícil de entender. Ojalá a mi y a nosotros nos venga la crisis del Barça sacando la gran mayoría de los puntos. Es muy difícil llegar a esos números jugando mal. Si que es verdad que el nivel de exigencia es alto y las notas llegan a finales de temporada y, en un club como el Barça, estás obligado a ganar. Pero creo que están en camino de seguir ganando títulos.

¿Cómo ve el caso de Casillas?
Para todo profesional es difícil no jugar. Seguro que Iker va a intentar hacer las cosas todavía mejor para luchar por ese puesto. Hay que reconocer que Diego López es un buen portero y lo está haciendo francamente bien.

Valdés ya ha tomado la decisión de salir del Barça ¿Lo entiende?
Sí, lo entiendo. Lo ha ganado absolutamente todo. Ha sido un estandarte en el club. A nivel personal y colectivo no le falta nada. Me atrevería a decir que ha sido el mejor portero en la historia del club y eso le da el privilegio de elegir lo que quiera hacer cuando acabe su contrato. ¡Qué menos¡. 

Año de Mundial, uno de los objetivos claros de la temporada es poder defender a la selección en Brasil.
Por supuesto que hay ilusión. Cada año que hay Mundial se respiran sensaciones distintas, que te hace estar mas motivado para estar en una lista de 23. Es complicado porque el nivel es muy alto y debes estar bien para poder entrar en este magnifico grupo. Hay que trabajar para poder revalidar esa corona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil