Pep Guardiola: "No quería molestar a Rosell"

Pep Guardiola: "No quería molestar a Rosell"

Pep Guardiola comenzó admintiendo que era consciente de lo que podía pasar tras sus declaraciones del sábado. "Tengo 40 años y desde los 13 estoy en esta casa. Soy consciente de lo que pasa. No hablo de Laporta o Rosell sino de 8 familias que lo pasan mal. Las cosas son como son y esas familias sufren una situación provocada por una gestión de 15 días de la anterior junta. Sé que hablar bien de una junta se intuye que hablas mal de otra, pero no es eso. Este club es tan fantástico que un solo socio ha podido decidir poner una demanda. Solo puso encima de la mesa que todas, todas, todas las juntas directivas han hecho cosas buenas y malas.Y por quince días de gestión pasar por eso es duro. Pero lo entiendo porque la ley es la ley y este socio tenía todo el derecho a hacer esto. La junta de Laporta me dejó expresar siempre y con la de Rosell pasa exactamente lo mismo. Me dejan trabajar, hacemos las cosas... Yo solo respondí una pregunta de Albert del diario ARA. Soy consciente de la fuerza, de la buena voluntad de este club y ojalá que al final todo se pueda arreglar. Este club cada vez es más fuerte y ojalá pueda seguir así".

El técnico admitió que ya habían hablado del tema con el presidente barcelonista. "Claro que hablé con Rosell, lo hacemos a menudo y el domingo lo hicimos un buen rato. Puedo entender que estén molestos. Se ha comentado que debía entender que solo soy un empleado del club y lo sé perfectamente. Me reafirmo en lo que dije, pero es que entonces no imputé nada ni a esta junta ni al socio que presentó la demanda. Si están molestos ya saben que no era mi intención. No quería molestar ni a Rosell ni a la directiva. Les estoy agradecido. Y puedo decir que estas dos juntas se parecen mucho más entre ellas de lo que les parece, porque los dos quieren lo mejor para el Barcelona, para que cada vez sea un club mejor. A partir de ahí cada uno es su hijo de sus padres y hacen lo que pueden. A veces pienso que son la misma cara de la misma moneda. Me sentí apoyado por Laporta y su junta y lo mismo pasa con Rosell y la actual junta".

Pep siguió explicando su visión de lo ocurrido. "El problema no es de directivas, sino sociológico de esta casa, que a la vez es nuestra fuerza. Hemos convivido muchos años con este tema. Los directivos, técnicos, jugadores, todos lo hacen por tanta gente que siguen a este club. Quizá he perdido la memoria, pero pienso que siempre hemos apretado todos para que esto funcione. Todos quieren que se juegue bien  y se gane. Dije lo que dije el sábado en este sentido, porque todos los directivos están aquí para que todo salga bien. A veces se equivocan como todos, pero la mayoría de veces aciertan. Y ahora tenemos ocho familias a las que el viernes quizá les embarguen y eso es para mi lo injusto. Si la pregunta me la hubieran hecho cinco meses antes habría respondido lo mismo. Ahora es intentar sentarse todos e intentar resolver esto lo mejor posible".

Guardiola también se refirió a los que afirman que se lleva mal con Sandro Rosell. "Recuerdo que cuando estaba Laporta decían que me llevaba mal con él y ahora dicen lo mismo de Rosell. Creo que es un muy buen presidente y que aún lo será más en el futuro. Tengo relación con él desde hace muchos años cuando ya era jugador. No es importante si la relación es buena o mala, sino que él es el presidente y yo el entrenador. Lo demás no debe importar, solo debe importar que el equipo funcione".

Pep reconoció que "si ha habido todo este lío es probable que sea porque no me expliqué bien" y no cree que él pueda influir en nada en lo que pase a partir de ahora. "No sé si puedo influir. Sólo sé que unos y otros han dado mucho a este club y sé que harán para que siga la estabilidad que ha habido estos años, con una paz que muchas veces no existía. Cada año es un club mejor y seguro que unos y otros seguirán haciendo lo necesario para que siga así. reivindico que la gente se puede equivocar, toma decisiones pensando que irá bien y luego va mal, pero eso forma parte de cada uno de nosotros. Todos lo han hecho siempre todo por el bien del club. Y sé que esto va a acabar bien. O eso espero...  Yo no pido nada. Tengo la misma voz que cualquier socio. El órgano que decide es la asamblea, ellos sí tienen la voz. Solo hice una reflexión en voz alta sobre una gente por la que tengo mucho respeto, tanto por los que estaban como los que están ahora".