"Escribí a Neymar para curarle el tobillo"

Alejandro Bayo es una de las referencias en podología deportiva de nuestro país; ha tratado a algunos de los mejores atletas

"Los keniatas tienen una genética especial porque corren descalzos desde pequeños"

Neymar anotó el único tanto del PSG tras una magistral jugada de Mbappé | MEDIAPRO

De transportista a ser un ‘enfermo’ del pie y de la biomecánica. Las vueltas que da la vida...

Siempre me han dicho que tengo material de sobras para escribir un libro. Yo hacía transporte, pero de familia siempre hemos tenido genes para la terapia manual. Poco a poco fui derivando hacia eso, pasé por el quiromasaje, osteopatía y ahí es cuando veo que el tema del pie está descuidado. De eso hace más de 15 años. Ahora es un sector emergente.

¿Por qué el pie precisamente?

La gente ahora comienza a abrir los ojos, pero antes nadie asociaba que el apoyo del pie pudiera repercutir en el rendimiento deportivo. Cuando hice la carrera éramos cuatro gatos.  Ahora la podología ha evolucionado en mucho más que quitar callos y hacer una plantilla, sin desmerecerlo.

Entrando en el tipo de deportista que puedas tratar. ¿Es más ‘imprevisible’ un futbolista que un corredor, por ejemplo?

Rotundamente sí. Hay más traumatismo en un juego de equipo. Obviamente que un corredor puede torcerse un tobillo, pero las lesiones son más del uso y acaban en fascitis plantares, problemas de cadera, dolores de rodilla...la biomecánica interfiere mucho ahí. Tema apoyos y demás que se pueden identificar rápido. En un jugador de baloncesto o de fútbol por ejemplo se pueden lesionar haciendo un salto y cayendo mal, una arrancada que genera una rotura muscular. Igualmente aquí el jugador ya viene cuando en la recuperación del esguince por ejemplo no se encuentra con esta mejora. Ahí sí que tenemos en cuenta la posición en la que juega, tipo de movimientos, etc. 

Depende mucho del perfil de jugador.

Influyen muchísimos factores. No es lo mismo un central que salga con el balón controlado, que salga más al corte, que un extremo que vaya ‘gambeteando’ como Neymar. Posición, pie hábil...Hablando de ‘Ney’, por cierto, le escribí hace poco.

Proceda, doctor.

Sí, había estado siguiendo de cerca las dos últimas lesiones graves que tuvo. Soy un poco ‘friki’ con estas cosas. Vi las jugadas repetidas una y otra vez y el tobillo le hace en ambas el mismo movimiento extraño. Decidí escribirle por ‘Linkedin’ porque creo saber cómo corregírselo.

¿Es posible que Neymar utilice plantillas?
Es posible, pero lo dudo. Supongo que le habrán hecho un estudio biomecánico ya, pero es verdad que la mayoría de futbolistas son reacios a usarlas porque pierden un poco de tacto, de sensabilidad, y jugadores como Neymar suelen jugar con botas muy pegadas al pie. Pero no todo se acaba en unas plantillas. Hay pequeños estímulos que pueden ser menos engorrosos. Hay muchos futbolistas con el quinto metatarsiano destrozado por las botas tan estrechas que llevan. Ahí lo que hacemos es una hendidura a la propia plantilla del zapato para que ese dedo quede alojado más abajo. Tengo un proyecto en mente para estas correcciones que puede ser bastante innovador. Más orientado al corredor de élite. Hablé el otro día con un español que trabaja con Kipchoge en Kenia. 

Me parece apasionante el tema de los africanos. A nivel de genética, de mentalidad. Ahora me dirás que también tienen unos piés diferentes al resto del mundo...

Lo comentaba con Marc Roig (fisio de Kipchoge) hace poco. El hecho de que desde pequeños estén acostumbrados a correr descalzos les genera una fortaleza especial en el pie. Le conté que tenía en mente unas plantillas propioceptivas que quizás podían resultarles interesantes. Le pregunté: ¿Cómo corregís a los keniatas? Tienen la genética que tienen y la mayoría de corredores no llevan plantillas, pero eso no quiere decir que no necesiten ciertas correcciones para mejorar su rendimiento. El tema del descalcismo y el minimalismo merece una mención aparte. Los keniatas son ligeros y eso les fortalece toda la musculatura interna del pie.


Luego está el tema de las ‘zapatillas mágicas’, las famosas Vaporfly de Nike que están provocando récords del mundo a mansalva...

El exceso de amortiguación en el pie al final es contraproducente. Buscamos zapatillas muy amortiguadas cuando el estímulo del pie es no quitarle todo pero sí hacer pequeño estímulo y pequeña amortiguación. Al final se acaban lesionando, los keniatas son humanos, su vida deportiva tiene caducidad, como la de todos los élite.

Ahora has instalado en la consulta un nuevo sistema 3D que puede suponer una revolución para el estudio del pie y la biomecánica. 

Es un sistema de cámaras infrarrojo que detecta la posición de un marcador en el espacio. Es un software muy intuitivo. Podemos hacer análisis de tren inferior y superior. Una vez colocados esos marcadores ponemos a la persona en la cinta de correr y cada marcador va a situar en el espacio una articulación y captar todo su movimiento en 3D. Eso nos genera un dibujo, un ‘muñeco’ para analizar el movimiento. Es instantáneo y nos proporciona información muy muy precisa. La cinemática de cada estructura articular, brazos, tronco, braceo, pisada, vasculación de pelvis. Todo. Es un avance bestial para el profesional.

Tú ya trabajabas con un sistema bastante sofisticado...

Claro, yo ya tenía un sistema de vídeo para analizar la carrera que me daba información bastante precisa. De hecho, yo tengo ya una clientela fiel, deportistas de élite. Trabajé para el Joventut el curso pasado. Sinceramente yo para ganarme la vida bien no lo necesitaba, pero lo que busco al final es la excelencia, la perfección. Obviamente que a mi mujer, que no es del gremio, le ha costado entender que ahora realice este gran dispendio para algo así...

Alejandro, ¿Todos los equipos de primer nivel tienen podólogo especializado?

Por lo que sé ahora sí comienzan a trabajar con podólogos propios, pero hasta hace nada esa figura no existía en los equipos de élite. Un Barça o un Madrid sí lo tienen, ya más hacia abajo nos sorprenderíamos de todos los que no cuentan con uno porque aún no le dan la relevancia. Al jugador le cuesta mucho interiorizar que debe hacerse un estudio y estar pendiente de su pie porque puede afectar mucho a su rendimiento sobre el campo o la cancha. Por ejemplo, en la Penya a Albert Ventura, Laprovíttola o Todorovic los visité. Nadie los había visto en pretemporada. Ventura llevaba arrastrando una fascitis plantar toda la temporada, le pusimos una corrección y dio un cambio brutal. Hay escepticismo aún

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil