El Barça, de la pena máxima a la euforia

HISTORIA SPORT

El Barça, de la pena máxima a la euforia

La épica permite al Barça ganar un partido histórico: nunca en la historia de LaLiga le habían pitado tres penaltis en contra

'Auba', que ya es Pichichi del equipo junto a Memphis, Pedri y Luuk de Jong firmaron los goles de la sufrida victoria del Barça

El Barça ha jugado casi 3.000 partidos en Primera división y nunca se había encontrado una situación como la que vivió anoche en Valencia: tres penaltis en contra en un solo partido, un golpe que hubiera tumbado a cualquier equipo. No pudo con el Barça, que tiró de épica para hacer historia: nunca antes un equipo había logrado ganar un partido con tres penaltis en contra. Y eso que al Barça no le habían pitado ningún penalti en esta Liga. 

Todo sucedió en una segunda parte frenética, en la que el árbitro, Munuera Montero, señaló tres penaltis en contra del Barça: uno de Alves, por impactar en la cara de Son, otro de Eric Garcia por manos y otro de Lenglet, por un pisotón. El primero, discutible, los otros dos, más claros. 

Fue justo en el segundo penalti en contra cuando el partido sufrió un giro de guion: Ter Stegen detuvo el lanzamiento de Roger, evitando el 2-0. Fue el punto de inflexión, porque poco después, Aubameyang (ya Pichichi del equipo, empatado con Memphis) marcó de cabeza y después, Pedri se sacó de la chistera el 1-2.

Acababa de saltar al campo porque Xavi intervino con decisión en el partido: no le gustó al técnico el arranque del choque, con un Barça indolente y desconectado, y decidió reconstruir el centro del campo, con la salida de Nico y De Jong y la entrada de Pedri y de Gavi. Los dos bajitos respondieron a la perfección. 

Alves cometió el primer penalti en contra del Barça

| J. Ferrándiz

Todo parecía solucionado con el 1-2, pero el árbitro volvió a castigar el enésimo error de Lenglet con un penalti que no admitía discusión. Tres penas máximas en un mismo partido de Liga, lo nunca visto en la historia del Barça. 

Lo marcó Melero para el 2-2, unas tablas que parecían conformar a ambos equipos, exhaustos tras una segunda parte frenética.

'La carta Luuk'

Pero Xavi aún guardaba una carta, la de Luuk de Jong. El mejor cabeceador de LaLiga, que exprime al máximo los pocos minutos que tiene, volvió a hacerlo. A pase de Alba, cabeceó a la red con el tiempo ya cumplido. Otro gol agónico para firmar una victoria que entró directamente en la historia del campeonato.  

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil