Pedri sentó cátedra en su esperado regreso

Tras tres meses y medio ausente, el tinerfeño reapareció a un altísimo nivel

El centrocampista, que sustituyó a Frenkie de Jong en el descanso, mostró que ya está listo para recuperar la titularidad

Pedri rozó el gol ane el Real Madrid en su reaparción
Pedri rozó el gol ane el Real Madrid en su reaparción | VALENTÍ ENRICH

Tuvo que esperar muchas semanas para 'celebrar' jugando los dos premios conquistados, el Golden Boy y el Kopa, aunque al fin Pedri pudo reaparecer. No fue un regreso perfecto, ya que la buena imagen del Barça no encontró el premio de la victoria, pero a título individual, la vuelta del de Tegueste rozó la excelencia. Ni siquiera la falta de ritmo y el haber pasado el COVID recientemente evitaron que el centrocampista presentara firme candidatura a recuperar la titularidad de forma inmediata.

En su primera convocatoria desde finales de septiembre, cuando cayó lesionado en Da Luz, Pedri arrancó en el banquillo, algo que se daba por hecho. En el descanso, y con 1-1 en el marcador, Xavi le dio entrada en el sitio de un Frenkie de Jong que sigue sin encontrarse. En menos de tres minutos, el canario se acercó más al gol que toda la medular azulgrana junta en los primeros 45 minutos. Tras controlar en el balcón del área, su latigazo se marchó rozando el poste de la portería de Courtois. En el tramo final, volvió a pisar área en un intento de pase de la muerte, aunque la jugada estaba invalidada por fuera de juego. Ya en la prórroga, Pedri volvió a probar un disparo, esta vez en un difícil remate de primeras que se marchó cerca de la cruceta.

LA PAUSA QUE PIDE XAVI

Pero ni siquiera fueron sus llegadas al área lo más destacable del partido del tinerfeño. Con el balón en los pies, el equipo encontró esa "responsabilidad" y calma que pide Xavi para tomar las mejores decisiones. Es justamente eso lo que permite pensar que el tinerfeño será una pieza innegociable para el técnico egarense. Serenado como de costumbre, el de Tegueste dio un nuevo aire al equipo en campo contrario.

También en defensa cumplió con creces. "He notado un poco de asfixia por el COVD y por el tiempo", decía Pedri tras el partido. Lo cierto es que a la hora de recuperar balones se implicó como el que más, sobre todo en los últimos minutos de la prórroga cuando el equipo ya estaba partido en dos y a muchos de sus compañeros ya no les quedaban fuerzas.

Ahora, el canario necesita ir ganando ritmo de forma progresiva, pero sus 75 minutos sirvieron para dejar claro que el Golden Boy, el mejor joven de Europa, está de vuelta. Por si alguien se había olvidado de su magia durante estos meses.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil