Las 'patatas calientes' del Barça en los dos últimos días de mercado

Las 'patatas calientes' del Barça en los dos últimos días de mercado

Koeman, sobre Ilaix: Ya dije lo que pensaba, es cosa del club | FCB

El club azulgrana intentará dar salida a futbolistas como Pjanic o Ilaix y, paralelamente, trabajará en la rebaja salarial de los capitanes

La dirección deportiva culé no tiene previsto acometer ninguna incorporación, pero se mantendrá a la expectativa hasta el final

El FC Barcelona afronta los dos últimos días de la ventana veraniega del mercado de fichajes con impotencia. Desde la frustración, tal como reconoció Ronald Koeman este fin de semana. Inmerso en una crisis económica grave y con un margen de maniobra mínimo, el club azulgrana se encuentra en una posición de incapacidad a la hora de incorporar futbolistas –mientras ve como equipos como el Real Madrid 'sueñan' con Mbappé– y de dificultad en el capítulo de salidas. No es una situación agradable para el barcelonismo.

Las próximas horas serán determinantes en la confección de la plantilla culé definitiva para la temporada 2021/22. Salvo sorpresa mayúscula o oportunidad de algún trueque interesante, el club no realizará ningún fichaje y Memphis, Eric Garcia, Aguero y Emerson se convertirán en las únicas incorporaciones de un verano en el que Laporta pretendía iniciar un nuevo ciclo. Los deberes del Barça en los últimos compases de mercado consistirán, básicamente, en intentar desprenderse de las fichas de los futbolistas con los que no se cuenta y las de los que necesitan minutos para foguearse antes de intentar triunfar en el Camp Nou. El héroe de Wembley ya dejó clara su opinión al respecto: "Es imposible tener 32 jugadores en la plantilla. He hecho el curso de entrenador, pero no con tantos futbolistas".

El caso más urgente es el de Miralem Pjanic. La entidad azulgrana lleva muchas semanas intentando ceder al bosnio, que está dispuesto a realizar un esfuerzo económico para regresar a la Serie A, donde fue feliz y se desenvolvió a un nivel espectacular. Ambas partes tienen claro que la unión de sus caminos mediante un ejercicio de ingeniería financiera no ha ido bien. Y están de acuerdo en divorciarse. Los elevados emolumentos del balcánico han evitado que algunas operaciones tiraran hacia delante, pero en Italia tiene cartel y en la Ciudad Condal se respira optimismo moderado respecto a esta cuestión.

Koeman: La actitud de Pjanic está siendo muy buena | FCB

Por otro lado, el Barça no tiene ningún tipo de prisa con Ilaix Moriba. Ya le ha trasladado privada y públicamente que, si no renueva el contrato que expira en verano de 2022, se pasará un año entero en la grada. Un futbolista de 18 años que necesita minutos y experiencia no puede permitirse un curso sin jugar, pero los responsables deportivos culés consideran que ese no es un asunto que les concierna. Si el canterano desea irse ahora, algún equipo deberá presentar una oferta de alrededor 20 millones. En el Camp Nou no se escucharán ni negociarán condiciones parecidas a los 8 'kilos' que el Leipzig, con quien el centrocampista tiene un preacuerdo, propuso inicialmente. El club considera que si hay equipos dispuestos a pagar un sueldo tan elevado a Ilaix, también se pueden permitir un traspaso.

Collado y Rey Manaj son los dos últimos nombres propios en clave 'mercato'. El cuerpo técnico de Koeman ha recomendado al de Sabadell que se vaya cedido para tener continuidad. Su momento en el Barça llegará, pero ahora es demasiado pronto y estar sentado en el banquillo no le ayudará en nada. El Sheffield United ha sido el último equipo en sumarse a una lista de pretendientes de la que Brujas y Sporting de Braga ya parecen estar fuera. En delantero albanés, por su parte, interesa a varios equipos, sobre todo al Mallorca. Tiene tiempo suficiente para valorar las opciones que tiene encima de la mesa y decidir qué camino toma. Es difícil que este pase por Barcelona.

Pendientes de más rebajas salariales... y de alguna posible oferta sobre la bocina

Ha sido un tramo final de verano de locura. El adiós de Messi del Barça fue el inicio de unas últimas semanas frenéticas de fichajes inimaginables que han demostrado que, en el fútbol, todo puede pasar. Que los giros de guion pueden ser inesperados o inverosímiles, pero no imposibles. Por este motivo, el club blaugrana se mantendrá a la expectativa hasta el final. En principio, futbolistas como Braithwaite, Umtiti, Emerson o Lenglet formarán parte del equipo en vistas al presente curso; cualquier movimiento en las principales ligas europeas, no obstante, podría desencadenar un 'efecto dominó' que se tradujera en una oferta imprevista y modificara los esquemas culés. Son escenarios remotos, no cabe duda. Pero hay muchos conjuntos que han dejado los deberes para el último día.

Paralelamente, Joan Laporta también tendrá que trabajar en las rebajas salariales de los capitanes. Con Jordi Alba ya ha llegado a un acuerdo y solo falta cuadrar agendas para firmarlo y anunciarlo; Sergio Busquets y Sergi Roberto siguen negociando con la entidad. En estos momentos, no está previsto que ninguno de ellos no siga los pasos de Gerard Piqué, el primero en mostrar su compromiso y perdonar dinero pactado para ayudar a 'Jan' a agilizar una recuperación financiera que se prevé larga.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil