El pastizal que perdería Hacienda si Messi se va del Barça

Solo la posibilidad de que Leo pueda irse hace que el fisco tiemble por perder una gran cifra recaudatoria

Messi tributa como 120.000 ciudadanos medios españoles en impuestos anuales

Messi, sin contrato por primera vez en 16 años | Perform

Leo Messi es agente libre desde el 1 de julio de 2021, cuando terminó su contrato con el FC Barcelona. El club y Joan Laporta se encuentran cerca de poder cerrar un acuerdo de renovación y así poder atar al aún futbolista más desequilibrante del mundo.

La salida de Leo Messi del Barça no solo afectaría al FC Barcelona a nivel deportivo y económico, sino que sería también un gran golpe a Hacienda, por los impuestos que el contrato de Leo provoca a las arcas españolas, teniendo en cuenta que si decide buscar otro destino, éste sería fuera del territorio español.

El régimen fiscal español es el más duro con los futbolistas comparado con las cinco grandes ligas de Europa. Leo tiene que declarar al fisco alrededor de la mitad de todo lo que recibe en salarios, lo que supone unos 50 millones de euros al año que se dirigen directamente hacia las arcas públicas españolas del salario del jugador, convirtiéndose así en el mayor contribuyente de España.

La Agencia Tributaria, sin Messi como jugador del Barça en LaLiga, deja de recibir una gran cantidad de dinero que se usa para los bienes públicos. De hecho, Messi contribuye a la Hacienda española como 120.000 personas de clase media, teniendo en cuenta la media que pagan los ciudadanos.

En total, Messi ha pagado más de 370 millones de euros al fisco en impuestos desde que renovó en 2017, según un informe de El Periódico. Una gran parte de esta cantidad corresponde al impuesto de la renta (IRPF) con unos 275 millones de euros entre 2017, cuando renovó su actual contrato, y 2021, cuando venció el 30 de junio.

Esta cantidad total de impuestos incluye también el impuesto de patrimonio, por la riqueza neta (sin deudas) que posee; y por el impuesto de sociedades por los derechos de imagen, además de otros negocios en los que participa y contratos publicitarios.

De todos ellos, la parte de más peso corresponde al impuesto de la renta (IRPF) por la parte salarial fija y variable, con la que ingresa 138 millones brutos anuales, lo que queda en 72 millones netos.

Otra parte importante corresponde a los derechos de imagen, que no pueden superar el 15% de la cantidad total que percibe y que durante este periodo ha ascendido a 83,3 millones. Con todo ello, queda claro que solo la posibilidad de que Leo pueda irse del FC Barcelona hace que el fisco tiemble por perder una gran cifra recaudatoria.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil