Sport.es Menú

Pasión azulgrana en el entrenamiento a puertas abiertas

El conjunto de Ernesto Valverde se ejercitó a puertas abiertas durante la mañana de este viernes

Los niños y niñas fueron los verdaderos protagonistas en un Mini que se llenó de ilusión con sus ídolos

Así ha sido el entreno del Barça con miles de aficionados azulgranas | Laia Cervelló y Marta Fernádez

Ser del Barça es una ilusión que surge desde pequeño y ver de cerca a tus ídolos es un sueño hecho realidad. Por ello, cada año por estas fechas, el FC Barcelona hace feliz a miles de niños que acuden al Mini Estadi para ver entrenar a sus jugadores favoritos en el entrenamiento a puertas abiertas. Para muchos, es, sin duda, el mejor regalo de Reyes. 

La matinal empezó bien pronto. A las 9:30 de la mañana se abrían las puertas del Mini Estadi para recibir a los 11.052 afortunados que asistieron al Mini Estadi. El entrenamiento arrancó a las 11 pero una hora antes ya se vivía un gran ambiente de fiesta. El club, consciente de que la gente acudiría pronto, amenizó la espera con la canción de la Electrica Dharma - La Presó del Rei de França, una habitual en estas celebraciones del Barça. Otro de los protagonistas fue Álvaro, un niño hospitalizado, que mediante el "Robot Pol" y con Abidal de ayudante, pudo seguir de cerca el entrenamiento azulgrana.

No estuvieron los tres reyes magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, que aún están de camino, pero los niños pudieron disfrutar de Messi, Suárez, Dembélé y compañía. La sesión contó con los jugadores disponibles del primer equipo (Busquets se ausentó) y también participaron Riqui Puig, Miranda e Iñaki Peña del Barça B. El más aclamado fue Messi seguido de Coutinho, Arturo Vidal y Piqué. El central fue de los que más interactuó con los aficionados en el Mini lanzando varios penaltis a Ter Stegen que desataron los gritos del público. Tras dar una vuelta por el campo, los jugadores se dividieron en dos grupos para hacer los tradicionales rondos. Los 'castigados' tras los rondos fueron Murillo y Lenglet, que tuvieron que pasar por el pasillo de sus compañeros. Después pasaron a otra parte del campo para hacer un ejercicio de posesión con apoyos donde participaron todos menos los guardametas, que hacían trabajo específico.

El último ejercicio era el más esperado: Triangular 7 vs 7 con Messi de pivote. El equipo rojo eestaba formado por: Coutinho, Miranda, Arthur, Semedo, Malcom y Piqué. El azul por Rakitic, Suárez, Riqui Puig, Denis, Jordi Alba y Lenglet. El amarillo por Murillo, Sergi Roberto, Dembélé, Aleñá, Munir y Arturo Vidal. Cillessen y Ter Stegen defendían las porteríasMarcaron, entre otros, Messi, Coutinho, Arturo Vidal, Riqui Puig, Dembélé o Denis. En un lado del campo los ganadores fueron el equipo amarillo. En el otro lado, otra vez el equipo amarillo fue el ganador. 

Los jugadores finalizaron la sesión firmando autógrafos y haciendo fotografías con los aficionados y niños de las asociaciones presentes en el Mini. Fue el momento más emotivo, así como el momento en que los jugadores se fotografiaron con los niños discapacitados presentes durante toda la sesión.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil