Confidencial SPORT: El partido de Champions empezó a gestarse en el autobús de vuelta

Mascherano, Messi y Suárez se juntaron y mantuvieron una intensa y seria conversación

Neymar se aisló esta vez del resto de cracks, muy afectado por la expulsión, en un regreso doloroso

Mascherano, Messi y Luis Suárez mostraron la ambición que tiene el equipo por dar la vuelta a la situación que se vivió en Málaga y obtener un buen resultado en el partido de ida en Turín
Mascherano, Messi y Luis Suárez mostraron la ambición que tiene el equipo por dar la vuelta a la situación que se vivió en Málaga y obtener un buen resultado en el partido de ida en Turín | FC BARCELONA

La derrota en Málaga fue de las que hacen daño. Los jugadores desfilaron por la ligera cuesta que separaba los vestuarios del autobús con caras largas, conscientes de la oportunidad perdida en la Liga, pero al mismo tiempo con la rabia contenida de quien quiere reaccionar cuanto antes.

El equipo ya tenía en la cabeza la eliminatoria ante la Juventus y los futbolistas evidenciaron las ansias para ofrecer un rendimiento muy distinto en Turín, Tres de los pesos pesados, Mascherano, Messi y Luis Suárez, se sentaron juntos en el autobús y compartieron una de las pequeñas mesas mientras cenaban las bolsas de picnic preparadas para el post partido.

El ‘Jefecito’ era el más expresivo de todos, gesticulando de forma notable y, incluso, con las botellas de agua recreó algunas situaciones tácticas. Luis Suárez se sumó a estos movimientos, mientras Messi exponía sus comentarios de forma más discretas, pero participando activamente.

Los rostros eran de dolor, pero no reinó el silencio como ocurre otras veces después de una derrota. No es tiempo para lamentaciones, sino para levantar la cabeza y buscar soluciones. La actitud de Mascherano, Messi y Suárez ejemplificó el interés de los futbolistas en dar su mejor versión ante la Juventus. La línea seria y responsable siguió en los otros dos capitanes, Iniesta y Busquets. Todos ellos son conscientes de que deben mostrar su jerarquía en la Champions y evitar que se produzca otro resultado adverso que obligue de nuevo a una remontada en el Camp Nou.

Otros de los cracks del equipo, Neymar Junior, esta vez no estuvo con sus amigos del tridente. La expulsión lo había dejado tocado y se subió a toda velocidad al autobús para dirigirse al aeropuerto de Málaga. Esta vez no tenía ganas de charlas o bromas. Neymar estaba dolido y la Juventus podría pagar los platos rotos.

La respuesta del equipo a la derrota en Málaga invita a pensar que saldrá con la máxima tensión al Juventus Stadium. Este Barça cuenta con jugadores de carácter y no quieren verse nuevamente en una situación límite, como la que ocurrió frente al PSG. La Champions es una competicón corta que no permite despistes y luchar por una semifinal, tras caer en cuartos la campaña anterior frente al Atlético de Madrid, es una ocasión que nadie quiere dejar escapar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil