Otro partido para olvidar, otra remontada en la que soñar

El balance del Barça fuera de casa en París y en Turín es abrumador: 7 a 0 en contra

Solo queda creer en otra noche épica en el Camp Nou

Sube/baja
La defensa del Barça no dio la talla en Turín | Valentí Enrich

Pesadilla en Turín. El Barça volvió a caer en los mismos errores y mostró su peor cara, sobre todo en una primera parte ante la Juventus para olvidar. Luis Enrique arriesgó de salida con Mathieu en defensa y Mascherano como pivote defensivo y luego dio entrada a un André Gomes que sigue sin aportar nada. El equipo de Allegri jugó un partido inteligente, aprovechando cada laguna defensiva del Barça para marcar, y asfixiando a los azulgranas con su presión. Una derrota contundente que obliga a soñar de nuevo con otra remontada en el Camp Nou.

SUBE: El partido de vuelta. ¿Habrá otro milagro? Difícil valorar en positivo algún aspecto del partido del Barça en Turín. Iniesta tuvo en sus botas dos ocasiones para marcar, la primera pudo ser claver porque habría significado el empate a uno pero Buffon puso una mano providencial. Messi y Suárez intentaron reactivar a los suyos, pero sin fortuna. El único dato optimista es que queda el partido de vuelta en el Camp Nou, donde el Barça ya demostró que es capaz de remontadas increíbles. Es evidente, que, visto lo sucedido en Málaga y Turín, pensar en otro milagro cuesta, pero no queda otra que volver a creer en lo imposible. Eso sí, esta noche no. 

BAJA: Una defensa, retratada. La Juventus creó peligro en cada ocasión en la que se acercó a la portería de Ter Stegen. Luis Enrique apostó de salida por Mathieu y el francés no dio la talla. El 'invento' le salió caro a Luis Enrique. Lo vieron muy claro los italianos que generaron juego en ataque siempre por la banda defendida por el galo. El colombiano Cuadrado 'bailó' con el balón ante Mathieu y conectó a la perfección con Dybala, quien supo encontrar en todo momento el hueco en defensa por donde batir al Barça. El argentino fue el gran verdugo en Turín dejando en evidencia a la defensa del Barça. En el segundo gol se fue por velocidad sin problema de Mascherano. El argentino, quien cambió de posición en la segunda parte tras no funcionar como pivote defensivo, también falló en su marcaje a Chiellini en el tercer gol de la Juve. El balance de goles encajados fuera de casa en octavos y cuartos es demoledor: 7-0 en contra.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil