La organización táctica, fuerte ‘azulón’

Bajo las órdenes de Quique Sánchez Flores, el Getafe ha encontrado su mejor versión

Los dos equipos necesitan un punto: el Barça para asegurar la segunda posición y el Getafe para lograr la permanencia

El Getafe gana al Madrid con gol de Enes Ünal
El Getafe gana al Madrid con gol de Enes Ünal | EFE

Después de un inicio de campeonato —del que pocos ya se acuerdan— con 8 derrotas y 3 empates en las primeras 11 jornadas, estar a un punto de la salvación puede considerarse un auténtico milagro. Y al Getafe de Quique Sánchez Flores solo le resta un punto para, matemáticamente, continuar siendo equipo de Primera División. Por eso no es raro escuchar al propio entrenador decir que los partidos se les están haciendo muy largos. Nota el cansancio en sus jugadores, fruto de la ansiedad por la necesidad de puntuar que llevan acarreando desde esa época nefasta de resultados.

Un punto es el que también le hace falta al Barça para cumplir ese objetivo de consolación que es acabar segundo en la Liga para acceder a la Liga de Campeones del próximo curso y, al mismo tiempo, poder disputar la Supercopa de España. Muchos problemas para la confección del once titular para Xavi Hernández por las muchas bajas, tanto en defensa como en mediocampo y tanto por lesión como por sanción. Un empate sería un buen resultado para ambos conjuntos: el Getafe aseguraría su salvación y el FC Barcelona, la segunda plaza que anhela por ese doble objetivo. Aunque no se pacte, tampoco extrañaría que el partido acabase en tablas.

Equipo incómodo

Siempre le ha resultado un rival incómodo en sus visitas al Alfonso Pérez, por su espíritu competitivo y por su intensidad en el juego. Es un equipo forjado en su fortaleza defensiva, que creció de la mano de Quique Sánchez Flores a base de una excelente organización táctica. Resulta muy difícil de superar mientras el marcador le es favorable, y el 0-0 también lo es, pues no suele regalar nada, sabe esperar el error del rival, y éste debe ser superior si quiere ganarle. Bloque muy compacto, con poca distancia entre líneas, para permitir poder presionar y robar para salir rápido en las transiciones. Disputa cada balón dividido como si fuese el último, muy encima del poseedor del esférico para provocar la precipitación y el error. Más partidario del juego vertical y directo, buscando a sus puntas para sacar partido de las segundas jugadas.

Es fundamental el papel de Enes Ünal en ese tipo de acciones, además es el goleador del equipo, habiendo dado un salto increíble en su rendimiento esta campaña. A su lado Borja Mayoral —parece haberle ganado la partida a Sandro— tiene más gol, es muy móvil y se complementa a la perfección con el turco. En mediocampo son fijos Arambarri —uno de sus hombres más importantes con un físico extra - ordinario y buen trato de balón— y Maksimovic, trabajador infatigable que puede jugar donde se le necesite. La tercera plaza que era propiedad del exblaugrana Aleñá ahora está en discusión, pues Óscar le ha ganado la partida e incluso en el último encuentro Quique apostó por otro hombre de más trabajo como es Florentino. David Soria es fijo y bastante regular en portería, y en la defensa de cinco faltará Mitrovic, de nuevo expulsado, y volverá Okay, mediocentro natural pero que ya ha actuado como central, y estará flanqueado a la derecha por Djené y a la izquierda por otro ex del Barça, Cuenca. Las bandas son para Damián Suárez, pesado en la marca, y Olivera por izquierda con mayor progresión ofensiva. Se configura así el 5-3-2 que suele utilizar su técnico.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil