Sport.es Menú

Operación Neymar: Una partida de póker

El FC Barcelona pretende una cesión con opción de compra e incluir en la operación a un jugador, que podría ser Ivan Rakitic

El Madrid, al no poder dar salida a Bale y James, tiene un problema deportivo y también económico

Neymar se entrena con el PSG | Perform

Hasta el 2 de septiembre a las 24.00 horas no se cierra el mercado de verano en el fútbol español. Hasta ese día todo puede ocurrir.

Por lo tanto, no hay nada definitivo sobre el futuro inmediato de Neymar. Después de ver lo que ha ocurrido con Bale en el Real Madrid o Rodrigo en el Valencia, los vaivenes del mercado veraniego nos obligan a tener en cuenta, y abiertas, todas las opciones. Y a ser prudentes.

En estos momentos, todo puede ocurrir con el brasileño. Puede recalar tanto en el Barça como en el Real Madrid... así como seguir en el PSG, una posibilidad que ayer mismo el entrenador parisino, Thomas Tuchel, contempló.

El Barça 

Para entender la posición del FC Barcelona en esta operación hay que tener muy en cuenta dos factores. Uno, el deportivo. Otro, el económico. Deportivamente es indiscutible que Neymar interesa porque haría más fuerte al equipo. Esa no es la cuestión.

El problema principal es el económico. El Barça no tiene dinero para abonar la cantidad que solicita el PSG. Además, tampoco puede asumir la ficha de Neymar si no aligera antes la masa salarial con la salida de uno de los jugadores que más dinero percibe en la plantilla.

En este sentido ya ha dado dos pasos muy importantes al descargarse las mochilas de Coutinho y Malcon. Un ahorro que supera los 40 millones de euros anuales de coste salarial.

¿Qué pretende entonces el Barça? Primero, apurar hasta que pueda la presentación de su última oferta,  teniedo en cuenta que tiene tiempo hasta el 2 de septiembre. Lo que quiere el club azulgrana es que el PSG les ceda a Neymar (a imagen y semejanza de lo que ocurrió con Mbappé hace dos años con el Mónaco y ahora con Coutinho en el Bayern).

Una cesión con una cláusula obligatoria de compra. Esa cantidad de dinero la pretendería reducir drásticamente con el traspaso de Ivan Rakitic. Con el ahorro de todas esas fichas (Coutinho, Malcom y Rakitic), el Barça no incrementaría su ya voluminosa masa salarial.

El Real Madrid

La posición del Madrid es muy clara. Por un lado, se pregunta si realmente necesita a Neymar después de que no haya podido colocar en el mercado a Gareth Bale, titular ayer en el triunfo del Madrid ante el Celta. También estuvo, en el banquillo, James.

Sin desprenderse de esos dos jugadores, cuyas fichas sumadas superan los 70 millones euros anuales, es muy difícil que el Madrid pueda encarar la operación de Neymar. Para más ‘inri’, la llegada de Coutinho al Bayern le cerró esa opción a Bale.

La diferencia con el Barça es que Florentino sí podría poner encima de la mesa una importante cantidad de dinero para asegurarse su fichaje, muy discutido en el vestuario,  en la directiva y, sobre todo, entre los aficionados. Neymar no gusta en Madrid, esa es la realidad, tanto por su pasado culé como por su comportamiento.

El PSG 

El club parisino, aunque parezca mentira, empieza a ver cierto riesgo con NeymarQuedarse con un jugador que no desea seguir en el club es un arma de doble filo. El tiempo juega en su contra y tiene que tomar una decisión antes del 2 de septiembre. El PSG querría que el Barça incluyera en la operación a Dembélé y Semedo, pero  el club azulgrana no desea desprenderse de dos jugadores tan jóvenes y con mucho recorrido todavía.

¿Y Neymar? Él y su entorno callan. Otros hacen su trabajo por ellos. Otean desde el horizonte todos los movimientos. Tarde o temprano tendrá que mojarse.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil