Sport.es Menú

La opción Alves abre otras vías

La operación podría tener consecuencias: la venta de Semedo y la llegada del lateral portugués Guerreiro

Su edad, 36 años, es el gran hándicap. En cualquier caso solo sería una solución a corto plazo

Otro espectacular gol de volea de Dani Alves desde su casa | Perform

Considerado el mejor lateral derecho de la historia del Barça, se ha puesto a tiro después de que él mismo haya decidido no seguir jugando más en el PSG.

Toni Frieros

Dani Alves quiere volver al FC Barcelona. Su ilusión, según ha comentado a algunas personas con la que todavía  mantiene contacto en la Ciudad Condal, sería colgar las botas en el Barça. Y ese deseo ha llegado diáfano y claro a la cúpula técnica de la entidad azulgrana, que ha tomado buena nota del ofrecimiento.

El problema, que no es menor, es la edad del lateral brasileño: cumplió 36 años en mayo. Por lo tanto, se trataría de una operación muy poco habitual en el fútbol profesional y menos en un club de la entidad del FC Barcelona.

Llegaría libre

Sin embargo, la opción Alves tiene otras cosas muy positivas. Ha demostrado, a pesar de su edad, estar en una espléndida forma física, tanto en el PSG como con la selección brasileña, con la que está siendo titular en la Copa América que se celebra en su país. Además, este 30 de junio acaba contrato y allí donde al final acabe jugando lo hará con la carta de libertad en el bolsillo.

Neymar se pone a tiro | EFE

En los últimos años de su carrera esto viene siendo habitual en la forma de gestionar sus contratos. Alves se marchó del Barça a la Juve gratis, también gratis del club italiano al PSG y ahora repite el ‘modus operandi’. Es de sentido común pensar que, a cambio, el brasileño habría pedido una suculenta ficha anual. 

Efecto dominó

La alternativa Alves llevaría consigo un efecto dominó que no debería descartarse. Con Dani en el lateral derecho, el Barça podría sacar un importante rendimiento económico al traspaso de Semedo mientras Wagué, en el que hay muchas esperanzas depositadas, se va asentando en el primer equipo. Además, siempre existe la solución intermedia de Sergi Roberto.

Con el beneficio contable de una posible venta de Semedo, el Barça podría acometer otra de las operaciones que tiene en el horizonte: el fichaje del lateral izquierdo Raphael Guerreiro, del Borusia Dortmund, jugador portugués que gusta mucho en el Camp Nou desde hace tiempo.
Si no hubiera dinero para ese fichaje, el Barça se plantearía la posibilidad de traer a Filipe Luis, el lateral del Atlético que también acaba contrato y llegaría a coste cero. El brasileño es la opción B para crearle competencia a Jordi Alba.

Filipe Luis también sería, como Alves, una solución cortoplacista ya que, a sus cerca de 34 años, no sería un fichaje estratégico.
Estamos en plena ebullición de mercado y hay muchas operaciones abiertas. La de Dani Alves es una posibilidad que no debe descartarse.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil