Sport.es Menú

Ondoa, la pantera negra del Barça de la generación del 95

Ondoa, en una foto de archivo
Ondoa, en una foto de archivo | sport

Al igual que Kaptoum o Dongou, Joseph Fabrice Ondoa (Yaundé, Camerún, 24-12-1995) es otro de los productos de la Fundación Samuel Eto’o, que ha llenado de talento las categorías inferiores del Barça.

Ondoa llegó al club en edad infantil (el Atlético se había interesado en él, pero la oferta del club blaugrana fue más tentadora) y desde entonces, su progresión ha asombrado a los técnicos del fútbol base. Recién renovado, hasta junio de 2017, dará el salto definitivo al filial de Eusebio Sacristán, donde peleará por un puesto con José Aurelio Suárez (con quien ya se ha alternado bajo los palos del Juveni A a las órdenes de Jordi Vinyals esta pasada temporada) y con Ortolà. 

A las órdenes de Eusebio, Ondoa dará continuidad a esa prometedora generación del 95: Bagnack, Grimaldo, Samper, Dongou, Sandro, Munir, Godswill y compañía. El camerunés (primo de Onana, otro portero camerunés del fútbol base blaugrana) responde fielmente al prototipo de los guardametas que ha exportado su país, como su ídolo Thomas N’Kono o su preparador de porteros en la selección camerunesa, Songo’o. 

Es ágil y potente, va bien por arriba y muy hábil a la hora de parar penaltis. Pero a diferencia de otros porteros cameruneses, Ondoa maneja perfectamente el juego de pies. Golpea bien el balón con ambas piernas, un aspecto más que relevante para acoplarse sin mayores problemas al ‘estilo Barça’, y en más de una ocasión ha dejado prueba de su capacidad de liderazgo. En su ‘debe’, en cambio, aún debe mejorar en situaciones de uno contra uno y en el blocaje, según los entrenadores de la casa. 

Internacional sub 20 con Camerún (acudirá con su selección a la Copa de África de la categoría que se disputará en enero en Senegal), en su país se da por hecho que será el titular de Camerún en los Juegos Olímpicos de 2016. Con su selección absoluta todavía no ha debutado, pero sí que ha participado en varios entrenamientos.

Mantiene muy vivos los vínculos con su país: después de renovar por tres años más con el Barça, el pasado mes de marzo, su primera inversión la destinó a mejorar la casa de sus padres en Yaoundé. También acaba de abandonar La Masia (donde se forjó la fama de ser el más ordenado de la residencia), después de cinco años, para irse a vivir a un piso en Barcelona. 

Quienes trabajan con él cada día destacan su capacidad para aprender, su proyección y su pasión por el fútbol. Muchos le ven como el primer portero africano en la historia del Barça. De momento, ya ha entrenado varias veces con los ‘mayores’, y fue titular en la final de la Youth League ante el Benfica (0-3), en el partido que coronó al Barça como mejor equipo juvenil de Europa. Además, la UEFA le incluyó en el once ideal de la competición, junto a Adama y Munir.

Javier Giraldo

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil