El Olympique de Marsella se fija en Coutinho

El brasileño ha estado todo el 2021 fuera de los terrenos de juego por una rotura en el menisco externo

Amortizar su fichaje, sumado a su elevada ficha, hacen de su venta una operación económica muy delicada

Coutinho sufre una de las lesiones más importantes, según el doctor Ripoll | sport

El futuro de Philippe Coutinho parece estar, cada vez más, alejado del Barça. El brasileño empezó la temporada recuperando su mejor versión, tras su triunfante cesión en el Bayern de Múnich, pero una desafortunada lesión en el menisco externo le dejó en el dique seco. Su recuperación no avanzó al ritmo que debería y desde entonces no se ha vuelto a enfundar la camiseta blaugrana.

El contrato de Coutinho con el FC Barcelona finaliza en 2023, pero desde la dirección deportiva consideran su salida como una de las más prioritarias. El brasileño continúa teniendo cartel en el mercado de fichajes y su etapa en el Camp Nou se da por, prácticamente, cerrada.

Desde Brasil se apunta que uno de los equipos más interesados en atarlo en los próximos meses es el Olympique de Marsella. Los franceses disputarán la Europa League en la próxima temporada y su entrenador, Jorge Sampaoli (que aterrizó en marzo), sigue buscando refuerzos de nivel para su plantilla.

La operación económica no será nada fácil, puesto que la ficha de Coutinho es una de las más elevadas de la plantilla del Barça. Sin embargo, es un jugador que gusta mucho al técnico argentino y podría aportar ese plus que necesitan para luchar por la Ligue 1 en el próximo curso.

Amortizar su fichaje: una quimera

El fichaje más caro de la historia del Barça (120 millones de euros fijos y 40 millones de euros en variables). Es una etiqueta que difícilmente podrá quitarse de encima Coutinho. Por ello, amortizar su fichaje será una tarea de lo más complicada si no se quieren registrar pérdidas en el balance económico.

Con dos años más de contrato, el club necesitaría venderle por 48 millones de euros para amortizar su fichaje: una cifra que en el contexto actual tan solo podrían llegar a estudiar clubes de primera línea. Es por ello que una cesión tampoco sería vista con malos ojos, puesto que serviría para ahorrar su elevado salario.

De la misma manera que será complicado encontrar un club que esté dispuesto a pagar cerca de 50 millones de euros por el brasileño, también se antoja difícil hallar un equipo que pueda costear su sueldo. La dirección deportiva deberá ponerse el mono de trabajo porque la carpeta de Coutinho se antoja como una de las más complicadas de cerrar durante el mercado de fichajes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil