Las ocho 'finales' del Barça en Liga, una por una

Si todo va según lo previsto, el duelo frente al Atlético en la jornada 35 puede decidir el campeonato

Tras el choque contra los de Simeone, el Barça cerrará la Liga ante tres rivales que muy probablemente no se jugarán nada

El argentino apareció en la segunda parte para terminar el partido y dejar sellada la Copa del Rey para el Barça | RFEF

El tropiezo del Real Madrid en Getafe hace que el Barça vuelva a depender de sí mismo para ganar la Liga. Cada vez queda menos y saber que no hace falta mirar al calendario para echar cuentas es una tranquilidad para los azulgranas, pero no por ello será menos rocoso el camino de los de Koeman hacia el trono. Como el Atlético, el Barça sabe que cantará el alirón si gana todos los encuentros que le restan –siete para los colchoneros, ocho para los culés-, aunque en lo que va de Liga los catalanes no han sido capaces de lograr una racha de tal dimensión. Es cierto, eso sí, que los azulgranas pueden centrarse solo en el campeonato doméstico una vez conquistada la Copa del Rey y eliminados de la Champions.

El Barça afrontará cuatro partidos en el Camp Nou y otros tantos lejos de él en un apretado final de Liga a nivel de calendario. Y es que los ocho envites que les restan a los azulgranas se disputarán en solo un mes: del 22 de abril con el Barça-Getafe de este jueves hasta el 23 de mayo con el Eibar-Barça. Una media de un partido cada cuatro días de aquí a final de Liga. Tan trepidante como peligroso, pues no hay espacio para la más mínima relajación. De hecho, los azulgranas solo tendrán tres semanas limpias: la del partido clave ante el Atlético y las dos últimas frente a Celta y Eibar.

Al margen del choque de máxima dificultad ante el conjunto de Simeone, el Barça afrontará otro partido de casi idéntica exigencia: el de la Cerámica ante un Villarreal en un gran momento de forma. El choque en campo del Valencia también merece un asterisco, por más que el conjunto ché esté en horas bajas. El envite a domicilio ante el Levante es un claro partido trampa, mientras que los duelos en el Camp Nou contra Getafe, Granada y Celta sí pueden calificarse de supuestamente asequibles, así como el cierre liguero en Ipurúa.

La conquista de la Copa del Rey, una inyección de moral para el Barça

| VALENTÍ ENRICH

Primera parada, el Getafe de Bordalás. El cuadro azulón vive una difícil temporada, lejos de la lujuria de los últimos años. A solo cuatro puntos del descenso, los madrileños visitan este jueves el Camp Nou en una situación no de urgencia pero sí de incomodidad. El ‘Geta’, que ya ganó al Barça en la primera vuelta, viajará a Barcelona sin Nyom ni Cabaco, dos de sus hombres más contundentes.

Solo tres días después, el Barça visita a un Villarreal en estado de gracia. Los castellonenses, ahora quintos en la tabla, tienen en Gerard Moreno uno de los jugadores más en forma del continente. La buena noticia para los de Koeman es que el ‘submarino’ estará pendiente de la ida de semifinales de la Europa League contra el Arsenal, que se disputará al cabo de cuatro días. Eso sí, la pelea con Betis y Real Sociedad para en el citado torneo está muy reñida, por lo que Emery tampoco se podrá permitir el lujo de ‘tirar’ el envite ante el Barça.

El Barça, más unido que nunca en busca del segundo título de la temporada

| JAVI FERRANDIZ

La visita del Granada al Camp Nou sí parece más amable. Los de Diego Martínez están salvados y tienen casi imposible entrar en Europa League, torneo en el que acaban de caer eliminados en manos del Manchester United. Además, con 50 tantos en contra son el equipo más goleado de Primera. 

Por entidad, el Valencia de Javi Gracia debería en principio poner en más aprietos al Barça. Si el conjunto ché vence a Osasuna o Alavés antes de recibir a los culés tendrá el 90% de la salvación en el bolsillo, por lo que afrontaría el envite sin urgencias. Eso sí, el Barça no vence en Mestalla en Liga desde 2016.

La jornada 35 puede decidir la Liga. El Atlético visitará el Camp Nou en un partido con aroma a final. A día de hoy, el empate sería un magnífico resultado para los de Simeone, aunque según como vayan las próximas jornadas la ‘X’ podría pasar a ser válida –que no buena- para el Barça.

El duelo en campo del Levante tampoco debería suponer un gran obstáculo para los azulgranas. Los de Paco López tienen mucha dinamita arriba pero vienen perdiendo fuelle en las últimas semanas y además no pelean por nada concreto en la tabla. Para más inri, su fútbol alegre parece propicio para que el Barça encuentre espacios.

Leo Messi quiere guiar al Barça hacia su 27ª liga

| AFP

En la penúltima jornada los culés reciben al Celta en casa. Todo apunta a que los gallegos estarán entonces ya salvados, por lo que debería ser un partido cómodo para los azulgranas.

El Barça cerrará la Liga en Ipurúa, donde el gran peligro sería que al Eibar le fuera la vida en ese encuentro. Hoy, los armeros son colistas a cuatro puntos de la salvación. Naturalmente, lo que más quieren los azulgranas es que el destino del Eibar esté ya decidido en la última fecha. De ser así, todo hace pensar que los de Koeman lograrían la victoria si la necesitaran para ser campeones.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil