Las ocho claves del 'caso Dembélé'

El próximo 1 de enero, el Mosquito será libre para firmar con otro club si no hay acuerdo previo con el Barça

El club y el jugador siguen negociando y Xavi considera que Ousmane es necesario para su proyecto

Xavi habló en rueda de prensa sobre la renovación del Dembélé | ATLAS

El nombre de Ousmane Dembélé sigue centrando buena parte de la actualidad del FC Barcelona, tanto en los terrenos de juego como en los despachos. El delantero internacional francés se ha convertido en una pieza clave en el dispositivo ofensivo azulgrana, pero sus problemas físicos no le han dejado ser un valor seguro en el once inicial por el continuo riesgo de lesión.

Y el hecho de que su renovación siga sin cerrarse añade tensión en torno a una figura que siempre ha estado acompañada por la polémica desde su llegada al Camp Nou. El presidente Joan Laporta se ha referido a él en los últimos días, este viernes mismo, para explicar en qué punto se encuentra el 'caso Dembélé'. Estas son ocho claves que pueden ayudar a entender cuál es la situación entre el Mosquito y el Barça.

1. Dembélé quiere renovar

El futbolista, a pesar de que sus cinco años en el Barça no han sido brillantes ni fáciles, quiere seguir en Barcelona. Está aclimatado a la ciudad y piensa que puede triunfar de manera definitiva en el Camp Nou si consigue romper con el mal fario de las lesiones que le han dejado tantas veces en el dique seco (ha podido disputar 121 partidos).

Ousmane sigue siendo Ousmane, y el primer día de entrenamientos con Xavi Hernández llegó unos minutos tarde, como también lo hizo a la reciente cena de Navidad, pero afirma que está decidido a asentarse en el vestuario azulgrana.

2. El Barça quiere que se quede, pero cambiando el contrato

El Barça, por su parte, quiere que Dembélé se quede. En primer lugar, porque considera que es un valor futbolístico que puede cuajar definitivamente -Joan Laporta insiste y considera que es mejor que Mbappé- y en segundo lugar porque quiere evitar el nuevo fiasco económico que supondría que se vaya con la carta de libertad.

El escollo está en las condiciones que el director de fútbol Mateu Alemany quiere implantar. Quiere que el nuevo contrato del francés tenga una elevada suma en variables y un fijo mucho menor, algo que por el momento no acepta el futbolista.

3. Las elevadas pretensiones de los agentes

Tampoco ayuda la actitud de los agentes del jugador. Sus representantes quieren que se valore el salario del extremo como un potencial Balón de Oro mientras que el Barça no está por la labor de subirle el sueldo a un Dembélé que durante estos cinco años en el Camp Nou no ha explotado como el gran jugador que se intuye por su talento y sus esporádicas 'explosiones' como el partido frente al Dinamo Kiev, que llegó a pensar en su 'tercera resurrección'.

4. Ofertas de la Premier League para el Mosquito

Tampoco ayuda a avanzar en el caso el hecho de que Moussa Sissoko, su representante, maneja diferentes ofertas de clubes de la Premier League inglesa, muy atractivas para el jugador y también, para sus intereses.

Sin duda, la más espectacular, la del Newcastle, de alrededor de 15 millones de euros de sueldo y otros 15 ‘kilos’ de prima de fichaje. El atacante, de momento, no se ha mostrado receptivo, pues más allá del dinero, el proyecto deportivo del club británico está en mantillas frente al del Barça, mucho más consolidado.

5. El 1 de enero, libertad para fichar

Así las cosas, Dembélé se encuentra en la cuenta atrás para convertirse en un futbolista de 'coste cero' pues a partir del 1 de enero le restarán seis meses de contrato con el FC Barcelona, pero podrá firmar por el club que quiera.

En esta situación, los responsables del Barça son conscientes de que el periodo de negociación se estrecha pues a partir de esa fecha apenas tendrá opciones para lograr su renovación, en el caso de que Ousmane no se haya comprometido ya con otro equipo.

6. El dilema: ¿a la grada o exprimirlo?

Ante esta tesitura, el Barça se planteó qué hacer con Dembélé en el caso de que al final no haya un acuerdo de renovación. Existía la posibilidad de que actúe de manera similar al caso Ilaix Moriba, al que no se le dio minutos de juego, ni en el primer equipo ni en el filial, porque no aceptaba las condiciones de renovación que se le ofrecían y al final acabó fichando por el RB Leipzig. La alternativa es, dada la situación de la plantilla, exprimirlo al máximo y aprovechar su calidad hasta el 30 de junio. Esa es la apuesta de Xavi Hernández, como ha explicado en la previa del Barça-Betis.

7. Xavi Hernández cuenta con él

En este punto, será decisiva la opinión de Xavi Hernández. El técnico del Barça considera que es imprescindible para su proyecto contar con el Mosquito pues en estos momentos no cuenta en la plantilla con otro futbolista de sus características ya que Ansu Fati está todavía recuperándose de una lesión. En el próximo mercado de fichajes será prioritario conseguir un delantero que aporte goles, y sobre todo que pueda jugar en banda; pero Dembélé seguirá siendo necesario. De hecho, está llamado a 'hacer de Ansu' en el próximo Bayern-Barça.

8. La última reunión fue infructuosa

Joan Laporta reconoció este viernes que la última reunión sobre la renovación de Ousmane Dembélé no fue bien. Club y jugador van a seguir negociando durante las semanas que restan, pero resulta evidente que el escollo es importante pues las diferencias de criterio entre ambas partes todavía son importantes, desde el planteamiento de contrato hasta las cantidades a pactar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil