Los números de las rebajas de Busquets y Roberto

El de Badía acepta una rebaja del 25 por ciento en las variables y diferir el 60 por ciento de su salario

La propuesta al de Reus es de un 40 por ciento de reducción con una renovación por dos años más

Busquets y Sergi Roberto durante el stage en Alemania
Busquets y Sergi Roberto durante el stage en Alemania | VALENTÍ ENRICH

Sergio Busquets y Sergi Roberto están muy cerca de cerrar la rebaja salarial que el Barça ha planteado, de momento, a los cuatro capitanes para paliar los efectos devastadores que la pandemia por covid-19 ha dejado en las arcas del club y adecuar la masa salarial del vestuario al nuevo escenario y a las normas que establecen tanto LaLiga como el fair play financiero de la FIFA.

Gerard Piqué abrió el camino antes del inicio de la competición para que el club blaugrana pudiera inscribir a Memphis Depay y Eric Garcia de cara al estreno liguero. Jordi Alba cerró el acuerdo el lunes. Y todo apunta a que Busquets y Sergi Roberto lo harán antes de acabar la semana.

Al menos esta es la sensación que dejó su representante, Josep Maria Orobitg, tras la reunión que mantuvo con el director general de la entidad blaugrana, Mateu Alemany, en las oficinas del Camp Nou. A la salida de esta reunión, el veterano agente respondió con el dedo pulgar arriba cuando los medios de comunicación desplazados le preguntaron sobre el estado de las negociaciones. 

DOS CASOS DISTINTOS

El Barça ha planteado dos acuerdos distintos a Busquets y Sergi Roberto. El de Badía ha aceptado una rebaja directa del 25 por ciento en las variables de fácil cumplimiento y diferir el 60 por ciento de su salario al fin de su contrato, en junio de 2023.

Una fórmula en la línea de la que ya ha aceptado Jordi Alba y que solo está pendiente de acabar de pulir algunos flecos.

El caso del de Reus va por otra línea, porque lo que el club le propone es una ampliación de contrato.  En el caso de Sergi Roberto, la rebaja sería del 40 por ciento, sumando dos temporadas más a la que le queda.

La negociación sigue abierta, aunque el propio Sergi Roberto anunció hace unos días que estaba dispuesto a firmar a la baja.

Al Barça no le urge cerrar estos dos acuerdos, ya que no tiene ningún futbolista para inscribir. Hasta finales de octubre o principios de noviembre, Sergio Agüero no estará recuperado de la lesión tendinosa en el gemelo interno de su pierna derecha que se produjo en vísperas del Trofeu Joan Gamper y no parece que el Barça vaya a incorporar ningún otro refuerzo de aquí al cierre del mercado de fichajes. 

GRIEZMANN Y COUTINHO

La adecuación de la masa salarial del vestuario no acabará con los cuatro capitanes, tal y como adelantó el presidente Joan Laporta en su última comparecencia, puesto que la rebaja aceptada por Piqué, Jordi Alba, Busquets y Sergi Roberto no es suficiente en la actual coyuntura de crisis económica en la que se encuentra el club.

En la rueda de prensa donde explicó los motivos por los que no se había podido afrontar la renovación de Leo Messi, el máximo mandatario blaugrana desveló que, aún con la salida del argentino, el montante de la masa salarial del vestuario superaba el 90 por ciento de los ingresos totales del club. Unas cifras inasumibles para la supervivencia de la entidad. Los siguientes con los que el Barça abrirá una negociación para rebajar su salario son Antoine Griezmann y Philippe Coutinho.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil