Nuevo toque de atención de Koeman a Griezmann

El técnico se mostró decepcionado por su partido ante el PSG y lleva ya dos suplencias

El año pasado ya le sentó y el técnico logró su mejor versión en el mes de enero

Tampoco fue la noche de Griezmann: sus ocasiones ante el PSG | MEDIAPRO

Antoine Griezmann fue la ausencia más destacada del once titular del Barça ante el Sevilla. El francés venía ya de no jugar ante el Elche y todo indicaba que saldría de inicio ante los andaluces, pero Koeman sorprendió al volver a dejarle en la grada. El técnico no está nada contento con el partido que hizo ante el PSG y le ha dado un nuevo toque. Ya el año pasado le postergó al banquillo en duelos importantes y consiguió que el francés reaccionara logrando superar todos sus registros en el Barça en un excelente mes de enero. Pese a todo, el cuerpo técnico está convencido que el Barça juega mejor ante los grandes cuando está arropado atrás y en el nuevo esquema no tiene cabida.

Koeman acabó muy disgustado tras la derrota ante el PSG. El técnico quiso jugar de tu a tu al equipo francés confiado por las bajas de Neymar y Di María y tiene claro que se equivocó. Entiende que hoy por hoy, este Barça solo puede plantar cara a los grandes con un equipo menos ofensivo y más trabajador de medio campo hacia atrás y sus claras preferencias ofensivas para este tipo de encuentros pasan por Dembélé y Messi con libertad de movimientos. Su rapidez y calidad destrozaron al Sevila y dieron un nuevo impulso al equipo.

Griezmann no está siendo el jugador decisivo que tire del carro. Koeman está contento con su sacrificio y profesionalidad, pero entiende que el Barça necesita jugadores rápidos y desequilibrantes arriba a partir de ahora. Por eso quería fichar sí o sí a Memphis Depay en este mercado de enero para romper más con velocidad. Habrá que ver cómo gestiona ahora los grandes partidos, pero queda claro que la fórmula de tres centrales o, incluso, de tres centrocampistas, podría darse en más de un partido a partir de ahora.

En las rotaciones, Griezmann está hoy muy por detrás de su compatriota Dembélé, que le va como anillo al dedo este tipo de sistemas con más espacios para correr arriba. La baja de Pedri, que podría estar ausente unas tres semanas, trastoca los planes y puede dar aire a Griezmann, aunque parece claro que el francés jugará pocos partidos importantes a partir de ahora. La noche del PSG hizo mucho daño y dejó claro a Koeman que se puede competir y ganar si se equilibra mucho más al equipo sacando a un jugador ofensivo del once.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil