El nuevo rol de Gerard Piqué

HISTORIA SPORT

El nuevo rol de Gerard Piqué

Gerard Piqué se ha retirado lesionado el minuto 23 del partido por problemas en el abductor | Telefónica

El barcelonés no parte como titular y tendrá mucho camino por recorrer para convencer a Xavi de que sigue estando entre los mejores del mundo

Durante la presentación del equipo se le vio algo apagado, como ausente, y hay quien duda de que siga en la plantilla al final de la ventana de fichajes

No corren buenos tiempos para Gerard Piqué. El central de La Bonanova es consciente (así se lo dijo Xavi hace ya semanas) de que no parte como titular esta temporada. A priori, tendrá por delante a los recién llegados Koundé y Christensen y a Eric Garcia y Ronald Araujo. Nadie baja la guardia y todos (a Jules apenas lo hemos visto, eso sí) han rayado a muy buen nivel durante la pretemporada.

Una de las prioridades de cara a este curso del técnico de Terrassa es recuperar la fiabilidad defensiva que ha desaparecido las últimas temporadas. El Barça se ha ido convirtiendo en un equipo endeble atrás, que encaja con demasiada facilidad y que deja expuesto constantemente a Ter Stegen. Y Xavi quiere cambiar esa tendencia. Sin duda, los refuerzos que han llegado van encaminados hacia ello. Y falta la guinda de Marcos Alonso para apuntalar el lateral zurdo.

Es por ello que a Gerard se le comunicó que lo tendría complicado para jugar, que su situación, en principio, va a ser muy distinta de los 14 años anteriores en el Camp Nou. Pero la reacción, casi instintiva, de Piqué fue clara. A Laporta y a Xavi les dijo, picado, que acabaría siendo titular. Pasadas unas semanas de aquello, sigue partiendo desde esa posición desfavorable. Más aún después de la gran pretemporada de Christensen y Eric Garcia, que han disipado dudas. Sobre todo el danés, que ha estado impecable.

UNA DELICADA SITUACIÓN PERSONAL

Con todo, hay quien incluso duda de que finalmente acabe formando parte de la primera plantilla. A ese contexto de incertidumbre a nivel deportivo se le une una complicada situación personal. Tras divorciarse de Shakira, sus hijos vivirán a priori gran parte del año en Miami.

Pero vaya, 'salseos' aparte, Gerard, que cumplirá en febrero los 36, está ante el que probablemente sea uno de los mayores retos de su carrera deportiva. Veremos, primero, si le dejan acometerlo. Y segundo, si se encuentra en disposición de tener paciencia y aprovechar los pocos trenes que puedan pasar. De momento, ayer en el Gamper se le vio algo ausente. Sobre todo en la presentación. Desconectado.