La nueva lesión muscular de Dembelé, al detalle

El francés cayó lesionado ante el Dortmund

El Dr. Jordi Marcos, de iMove Traumatología-Mi Tres Torres, nos explica los detalles de las lesiones del bíceps femoral

Dembelé se volvió a lesionar
Dembelé se volvió a lesionar | sport

sport.es

El pasado miércoles, durante el partido de Champions del FC Barcelona ante el Dortmund, Ousmane Dembelé sufría la tercera lesión en los cuatros meses que lleva de temporada. En esta ocasión, los servicios médicos del club anunciaban a las pocas horas una lesión en el bíceps femoral de su pierna derecha, de la que posteriormente se ha sabido que se tratará en Doha (Qatar).

El bíceps femoral es un músculo localizado en la región posterior externa del muslo y forma parte del grupo muscular de los isquiotibiales, junto con el semitendinoso y el semimembranoso. Los isquiotibiales tienen su función en la extensión de la cadera y la flexión de la rodilla. El traumatólogo Dr. Jordi Marcos, de la Unidad de Traumatología Deportiva de iMove-Clínica Mi Tres Torres, nos explica que los isquiotibiales "tienen un papel principal a la hora de frenar la flexión de la cadera durante la marcha, corriendo, saltando, etc.". Por su parte, el bíceps femoral participa en la rotación externa de la cadera y de la rodilla y es uno de los principales implicados a la hora de generar la fuerza y el impulso durante la carrera. "Es básico sobre todo en velocidad y cambios de ritmo, y puede generar tensiones muy altas que acaben comportando daños en su estructura, en forma de rupturas fibrilares", afirma el doctor Marcos.

Las lesiones musculares del bíceps femoral, como en el caso de Dembelé, se dan habitualmente en deportes de alta intensidad donde la velocidad es algo característico. Generalmente, los roturas fibrilares se producen sin contacto durante la carrera, aunque también se pueden producir al realizar un estiramiento brusco y forzado del músculo en cuestión.

En el fútbol según el doctor Marcos, "son las lesiones musculares más frecuentes y representan entre un 12 y un 15% aproximadamente". El periodo de baja deportiva suele oscilar entre las 2 y 3 semanas, hasta los tres o cuatro meses en función de la localización de la lesión en el músculo y del grado de daño que se ha producido.

Los factores implicados en este tipo de lesión muscular son muy diversos. Los más frecuentes son la debilidad del grupo muscular en concreto o de grupos musculares accesorios, aunque también influye el aumento de la fatiga muscular durante el ejercicio, que habitualmente conlleva una mayor descoordinación, o el calentamiento no adecuado antes de realizar la actividad deportiva deportiva. "También se deben tener en cuenta los antecedentes de lesiones musculares previas, los hábitos de descanso,  alimentación e hidratación, que deben ser adecuados para el deporte que se pretende realizar, y el estrés", asegura el doctor Marcos.

Generalmente, el tratamiento de las lesiones del bíceps femoral es conservador: "progresivamente se van pautando rutinas de movilidad, activación muscular, estiramiento y fisioterapia de forma individualizada". Por lo tanto, el tratamiento quirúrgico se reserva para casos en los que se produce una rotura completa del tendón, una desinserción o en casos de cicatrices musculares muy problemáticas.

En cualquier lesión de bíceps femoral, es recomendable hacer un estudio durante los primeros tres días de la lesión. Este estudio suele ir acompañado de alguna prueba de imagen como la ecografía musculo-esquelética o la resonancia magnética, que permiten determinar el grado y el alcance de la lesión. En función de esto se pauta el tratamiento más inmediato y óptimo. Igual de importante es según el doctor Marcos "el seguimiento de la lesión por parte del profesional, para poder valorar el grado de reparación muscular y mejoría clínica, y adaptar las pautas de recuperación hasta la reincorporación completa a la dinámica deportiva habitual". De esta manera se reduce el riesgo de recaída, algo muy frecuente en las lesiones musculares.

En ocasiones en el deporte de élite se reintroduce la actividad "de forma precipitada, acortando los tiempos de recuperación por presiones externas o de calendario". Según el doctor Marcos, es posible prevenir este tipo de lesiones incidiendo en los factores de riesgo predominantes de cada deportista, tanto a nivel conductual como fisiológico y músculo-esquelético".

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil