La nueva generación del Barça pide paso

Los más jóvenes del equipo están aprovechando las oportunidades que les ha dado Ronald Koeman

La quinta del 99, formada por Araujo, Riqui Puig, Trincao y Mingueza, es la más numerosa

El salvador corte de Mingueza para evitar el peligro del Dinamo | MEDIAPRO

El once elegido por Ronald Koeman para jugar en Kiev ante el Dinamo se parece muy poco al Barça de los últimos años, incluso de la última década. La prueba es que Ter Stegen era el único superviviente del once inicial que disputó la final de la Champions de Berlín en 2015 ante la Juventus y, además, ejerció de capitán porque los cuatro futbolistas que lucen el brazalete de forma oficial, Messi, Busquets, Piqué y Sergi Roberto, ni siquiera viajaron a Ucrania. 

BAJA LA MEDIA DE EDAD

Fue un Barça casi extraño, sensación provocada también gracias a que los blaugrana jugaron con la segunda equipación, de color negro. Costaba situarse en los primeros minutos y, pese a todo, el equipo, cuya media de edad bajó de forma notable respecto a lo habitual, hizo todo lo posible para ganarse el derecho a empezar a construir el futuro, que de eso se trata. 

RELEVO GENERACIONAL

Koeman está inmerso, de lleno, en una especie de revolución que afecta a toda la entidad, pero que tiene su centro neurálgico en la primera plantilla de fútbol, la que, de alguna manera, sustenta todo lo demás. Y ahí están llamados a ser importantes futbolistas como Dest o  Trincao, que acaban de llegar y aún están en proceso de adaptación, junto a veteranos del club pese a ser ‘rookies’ al más alto nivel, como Riqui Puig o Mingueza. Entre ellos destaca también la presencia de Ronald Araujo, que, pese a estar en este momento lesionado, parece más asentado cada día que pasa entre los grandes. O Konrad, que empieza a sacar la cabeza sin hacer ruido. 

Ni uno solo de estos seis jugadores ha cumplido aún los 22 años. De hecho, el primero que llegará a esa edad es Araujo, el próximo 7 de marzo del próximo año. El central uruguayo, Mingueza, Riqui Puig y Trincao nacieron en 1999, generación en la que empiezan a reposar gran parte de las esperanzas del Barça en las próximas temporadas. De su capacidad de rebelarse y encontrar su lugar en el Camp Nou depende a dia de hoy el futuro a corto, medio e, incluso, largo plazo del conjunto blaugrana. A ellos se han unido también Dest, que nació en noviembre de 2000, y su compatriota estadounidense, Konrad de la Fuente, que llegó al mundo en julio de 2001. Son datos que demuestran que el relevo generacional está servido, puesto que cuatro futbolistas (Konrad, Dest, Pedri y Ansu) nacidos todos en el siglo XXI empiezan a pedir paso a quienes han mandado en el Barça durante la última década. 

ANSU Y PEDRI ABREN CAMINO

Pedri y Ansu, nacidos en 2002, son el máximo exponente de la nueva política deportiva puesta en marcha por el club. La necesidad aprieta y, aunque habría sido más recomendable apostar por la juventud de forma progresiva, la realidad es que quienes confeccionan la plantillla se han visto obligados a echar mano de futbolistas que, en otras circunstancias, habrían tenido mayores dificultades para tener oportunidades en el Camp Nou. La irrupción de Ansu Fati la pasada temporada y Pedri este mismo año ha servido para abrir los ojos a la secretaría técnica. Junto a Ronald Koeman, el Barça está sentando las bases con la que encarar el futuro con esperanza. 

DEST Y TRINCAO

La apuesta no es solo por quienes han crecido en La Masia o llegan desde el Barça B. Dest y Trincao, dos de las jóvenes promesas más deseadas a nivel europeo, han llegado al club, que tuvo que hacer un esfuerzo económico importante. Es pronto para saber si el relevo servirá para cerrar una etapa gloriosa e iniciar una nueva, pero, poco a poco, ambos están mostrando que el futuro puede ser suyo. Con confianza y trabajo, jugadores como Araujo han convencido a los técnicos y a los aficionados de que merecen las oportunidades que están teniendo. En eso están también Mingueza, que jugó a un gran nivel en Kiev, o Konrad. Y, aunque Koeman prefería para Riqui Puig una cesión, el de Matadepera está aprovechando cada minuto que juega. Todos piden paso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil