Neymar se pone a tiro del Barça

El club blaugrana intenta aclarar si el brasileño será transferible este verano por 150 millones de euros

El Barça espera que el futbolista y su entorno den un paso al frente para regresar

¡Y decían que estaba gordo! El sprint de 50 metros de Neymar para callar bocas | TWITTER.

En el Barça hay muchísima cautela sobre Neymar. Nadie tiene dudas de que se trata de un fantástico jugador y que su regreso sería apetecible, pero en el club aún no tienen claro que el PSG vaya a facilitar su salida, y menos hacia el Camp Nou. ESPN informó que el club parisino estaría en disposición de venderle este verano por 150 millones de euros, pero en el Camp Nou no tienen aún esta información. Neymar interesa y es uno de los claros objetivos para la próxima temporada, pero el club ya está escarmentado por lo que sucedió en el mercado de verano y no moverá sus fichas hasta que no tenga la certeza de que puede llevar a buen puerto la operación.

El primer paso para forzar una salida ya está dado. Neymar tenía en sus manos una multimillonaria oferta de renovación del PSG desde el noviembre pasado. El club parisino estaba obsesionado a mantenerle hasta el Mundial de Qatar y le propuso un contrato sideral hasta el 30 de junio del 2023. Tras varios intentos, el brasileño no ha dado respuesta, por lo que el PSG considera que no quiere renovar. Y eso ha hecho que se destapen los rumores de un posible traspaso. El PSG está filtrando en Francia que Neymar será transferible por 150 millones de euros, aunque el entorno del jugador no sabe nada de eso.

En el Barça tenían a Neymar como objetivo prioritario, pero la realidad es que esta opción se había enfriado algo en las últimas semanas. Y es que el entorno del jugador no se ha mostrado tan activo como otros años intentando forzar su regreso a Barcelona. El club blaugrana se había mantenido a la espera hasta la aparición de estas nuevas noticias y están recabando información fidedigna sobre su situación. 

Lo que sí parecía tener claro tanto Neymar como el Barça es que el futbolista tenía una ventana para salir este verano a través de la FIFA. El reglamento sobre el estatuto y la transferencia establece que un futbolista puede pedir su marcha tras superar el denominado ‘periodo protegido’ de los primeros tres años de contrato. Si Neymar daba ese paso, la FIFA está obligada a dictar una cifra de traspaso que el PSG estaría obligado a aceptar. Algunos cálculos cifraban la venta en algo menos de 170 millones de euros, pero no hay precedentes sobre este asunto. El Barça veía esa vía como complicada, aunque era una carta que tenía para forzar una negociación seria con el PSG. Todos tienen claro que, en el caso de una salida, lo mejor es que se pactara entre las tres partes.

Neymar pidió regresar al Barça el verano pasado y estuvo muy activo durante meses para forzar su salida. Finalmente no hubo acuerdo y, tanto el Barça como el jugador, decidieron aplazar un año la operación. El escenario ahora es diferente, pero en el Barça esperan un gesto claro y explícito del futbolista y su entorno para abordar su fichaje. Y, si se diera, el Barça estudiaría muy detenidamente todas las opciones para poder sacarlo de París en una operación que no debería comprometer la economía del club para los próximos años. Está claro que esta operación pasaría por una rebaja de su sueldo, tal y como siempre se ha mostrado dispuesto el jugador, y a un traspaso justo que se pudiera abaratar con futbolistas.

El parón de las ligas europeas va a mover cosas. El Barça cree que los 150 millones de euros serían un precio de tasación interesante en el caso de que se confirme. Todo se está estudiando, pero solo se va a dar el paso si hay opciones reales de repescarle. En eso están..

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil