Neymar: El camino de vuelta al Barça

El jugador abandona el 'período protegido' tres años después de firmar el contrato con el PSG

El reglamento contempla durísimas sanciones si un 'tercero' fuerza o influye en la decisión del jugador

Neymar aprovechó el reencuentro de la MSN | SPORT.es

Es más sencillo que el verano pasado, pero no tendrá Neymar un camino apacible para poder regresar en 2020 al FC Barcelona. Las dos partes parece que concuerdan y que están por la labor de volver a cruzar sus horizontes, pero hay muchos condicionantes a tener en cuenta para que eso suceda a partir del próximo 30 de junio. El astro brasileño continúa viviendo alejado del PSG y de su entorno. Ni está a gusto, ni tiene el calor de su gente ni tiene la más mínima intención de poner de su parte para acercar posturas. 

DESCONECTADO  

Desde su vuelta tras la lesión que le mantuvo semanas alejado de los terrenos de juego allá por el 22 de noviembre, su divorcio con la parroquia parisina ha sido más que evidente y los silbidos y el mal rollo ha ido ‘in crescendo’. A pesar de la campaña orquestada desde la directiva para lavar la imagen del ex del Barça, no parece que ninguna de las partes vaya a ceder en esta guerra declarada ya desde un buen tiempo atrás. Las imágenes de la ‘MSN’ reunida de nuevo en la renovación de votos de Luis Suárez con su mujer en Uruguay no han hecho sino avivar ese fuego de un retorno de ‘Ney’ a la entidad azulgrana más pronto que tarde.

Si el PSG se atendió el verano anterior al contrato en vigor de Neymar para frenar en seco su salida, en 2020 se abre un nuevo escenario que deja a la entidad presidida por Al-Khelaïfi en un segundo plano y sin apenas margen de maniobra. Nos explicamos. El brasileño está completando su tercera campaña en el conjunto parisino, por lo que a partir del término de este curso sale de lo que se denomina ‘período protegido’. Y eso, con el denominado ‘Reglamento para el Estatuto y la Transferencia de la FIFA’, significa que el jugador en cuestión se puede acoger a dos hipótesis para romper de forma unilateral su contrato. 

'CAUSA JUSTA' DEPORTIVA

El reglamento permite al futbolista romper su vinculación (como su nombre bien indica) cuando existe una causa deportiva que lo justifique. Eso se contempla cuando el jugador en cuestión disputa menos del 10% de los minutos oficiales. En definitiva, que como no es el caso de ‘Ney’ no vale la pena extenderse mucho más. 

SIN 'CAUSA JUSTA' DEPORTIVA

Esta hipótesis incluye una costosa indemnización económica en función de la legislación del país concerniente (Francia) y de otros condicionantes (el salario del jugador, el tiempo que le queda de contrato, etc.). Este montante no puede ser abonado por un tercero, pero su nuevo club (en este caso el Barça) puede ser designado como ‘solidaria y conjuntamente’ responsable del pago. Aquí hay que tener en cuenta sobre todo lo que antes subrayábamos, el tema del ‘periodo protegido’. Este periodo comprende las tres temporadas o tres años siguientes al momento de la firma del contrato en los menores de 28 años (en el caso de ‘Ney’ desde 2017). De esta forma, para él esta limitación finaliza al término de la presente campaña al no haber tampoco renovaciones de por medio desde su aterrizaje en París.

LOS CONDICIONANTES

Otra de las cláusulas que se incluye una vez cumplido este periodo protegido es que el jugador avise de su intención de romper la vinculación en un periodo máximo de 15 días desde el último partido oficial disputado. Así se libra el futbolista de que se le pueda imponer una sanción deportiva o disciplinaria. Se especifica en este apartado que ningún agente, club o tercero influya o ‘fuerce’ la decisión del futbolista en cuestión porque en caso de quedar eso demostrado se expone la entidad a sanciones económicas o de prohibición de fichar durante una o varias ventanas de fichajes. 

'Ney' quiere dejar cuanto antes París

Será la propia FIFA quien fije la indemnización total que deberá pagar el futbolista; un montante complicado a determinar al no existir actualmente precedentes ni casos similares hasta la fecha (cuantiosa, en cualquier caso). Sin duda, un camino espinoso y en el que el Barça se expone a sufrir consecuencias, tanto económicas como disciplinarias. Falta por decidir si el botín es tan suculento como para que valga la pena correr el riesgo.

ÚLTIMO DUELO EN NIMES...¿O EN ESTAMBUL?

En el caso (como todo hace pensar ahora mismo) de que Neymar no continúe el próximo verano vistiendo la zamarra del Paris Saint-Germain, el último compromiso oficial con el cuadro parisino sería el 23 de mayo en Nimes en la última jornada de la Ligue 1 (eso, contando que no haya lesiones o decisiones técnicas de por medio). También está la opción de que eso se alargue si el conjunto galo logra clasificarse para la final de la Champions del 30 de mayo en el Estadio Atatürk de Estambul. A partir de ese último compromiso oficial como futbolista del PSG, como detallamos en el texto del artículo, tendrá un plazo de 15 días para comunicar a la entidad que desea romper su contrato y se pondrá en manos de la FIFA.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil