Con Neto puede terminar una era en el rol del segundo portero

HISTORIA SPORT

Acostumbrados a mirar en el exterior y tirar de cartera para rellenar el cupo de guardameta suplente el Barça puede vivir un cambio de tendencia

Por exigencias del guión (tema económico), pero sobre todo por el nivel que hay en la cantera, parece absurdo mantener esta política

Neto atajó el peligro del Cornellà | RFEF

Parece absurdo mantener la política que ha mantenido el FC Barcelona los últimos 5-10 años respecto a la posición de segundo portero. Obviamente que es importante y que hay que tener una exigencia respecto al nivel del primer y el segundo guardameta porque nunca se sabe cuando el teórico suplente puede tener que dar el salto. Pero de ahí a gastar millonadas como ha venido ocurriendo los últimos tiempos (léase los 13 'kilos' que se pagaron por Cillessen o los 12 por Bravo en 2013 -a pesar de que por el chileno se recuperara la inversión) y no dar ninguna opción a la magnífica hornada de porteros de La Masia, va un trecho.

LA SALIDA DE NETO

Y es por eso que con la llegada de Joan Laporta a la presidencia y de un nuevo organigrama ejecutivo y deportivo, es uno de los temas sin duda a tratar. Todo apunta a que la parcela deportiva apostará de una vez por todas por que sea uno de los porteros del filial (Iñaki Peña o Arnau Tenas) el que ocupe ese rol de suplente de Ter Segen. Las últimas campañas Peña ha alternado esa figura de tercer arquero del primer equipo con la de primero del Barça B. Obviamente su incidencia en el primer plantel ha sido mínima, puesto que cuando Ter Stegen no ha podido estar (ya sea por lesión como ocurrió en el arranque del presente curso o por descanso, en Copa generalmente) era Neto (Cillessen antes que él) el que entraba en acción.

Esta política sin duda ha supuesto un tapón importante que podría finalizar a partir de este mismo verano. Todo parece indicar que Norberto Murara abandonará el FC Barcelona en busca de minutos, como ya hiciera antes Jasper, y veremos qué decide la secretaría técnica y el entrenador sobre esa figura. Pero entre la delicadísima situación económica y esa buena generación de porteros que vienen de abajo a la que hacíamos referencia, blanco y en botella.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil