Nadie quiere irse del Barça

Nadie quiere irse del Barça

El Barça ya entrena en Australia | FCB

El club blaugrana necesita aligerar su plantilla para dar cabida a los refuerzos

Xavi Hernández podría encontrarse en pretemporada con más de 30 futbolistas

"Ahora comienza el trabajo de los despachos, que es más importante incluso que el del campo. El trabajo de despacho es muy necesario. Es importante reforzarse porque este año no hemos podido competir. El Barça no se puede permitir otro año sin títulos". Éste es el mensaje que lanzó Xavi Hernández el domingo, tras cerrar la temporada ante el Villarreal. El Barça trabaja para construir una plantilla competitiva Y a ese efecto mantiene abiertas negociaciones para incorporar a Robert Lewandowski, Raphinha, Marcos Alonso y César Azpilicueta. A ellos debería unirse un central y un centrocampista, además de los dos fichajes ya cerrados de Andreas Christiansen y Franck Kessié.

La dirección deportiva, sin embargo, trabaja con dos importantes obstáculos. Por un lado, la precaria situación económica. Y unida a esa, el fair play financiero que impediría inscribir a los nuevos fichajes. El Barça ya tuvo dificultades en el mercado de invierno para inscibir a los refuerzos. Y ahora, al margen de cerrar acuerdos comerciales que le permitan elevar sus ingresos y enjugar la importante deuda que arrastra, necesita desprenderse de algunos futbolistas para poder encajar las piezas que ha pedido el técnico.

Xavi ya ha comunicado a Óscar Mingueza, Riqui Puig, Martin Braithwaite y Samuel Umtiti que no cuenta con ellos. Y no son los únicos que estarían en la rampa de salida. De hecho el club podría verse obligado a vender incluso a futbolistas que deberían ser intocables si llegan buenas ofertas por ellos. Esa es la consigna. El problema es que en el vestuario blaugrana nadie quiere dejar el Camp Nou.

El Barça acabará la temporada con 23 efectivos, ya sin los cedidos Adama Traoré y Luuk de Jong. A ellos se sumarán Iñaki Peña, Pjanic, Alex Collado y Trincao, que vuelven de cesión, los fichajes ya confirmados de Christiansen y Kessié. Contando las nuevas incorporaciones que puedan concretarse y algún futbolista del filial al que Xavi quiera dar la oportunidad, el técnico de Terrassa podría llegar a la pretemporada con más de treinta futbolistas.

Martin Braithwaite

El delantero danés solo ha jugado 248 minutos esta temporada. El primer tramo se lo perdió por una grave lesión en la rodilla y cuando estuvo recuperado se encontró que Xavi había relevado a Ronald Koeman en el banquillo. El de Terrassa le invitó a salir en enero, pero optó por quedarse a pesar de tener una oferta del Brigthon. El danés ha quedado inédito los dos últimos meses de competición y Xavi le ha vuelto a abrir la puerta de salida.

El Brigthon sigue interesado en sus servicios. Un interés al que se han unido Valencia y Celta en LaLiga Santander. El problema es su elevada ficha, de cuatro millones anuales, que no quiere dejar de percibir. Con contrato hasta el 30 de junio del 2024, el club no descarta la posibilidad de una cesión como mal menor.

Clément Lenglet

El central francés ha pasado a ser el cuarto central por detrás de Gerard Piqué, Ronald Araujo y Eric García. Y a ellos se unirá Christiansen y, probablemente, otro refuerzo. El Sevilla ya tanteó su retorno en verano y ahora podría volvera insistir en su fichaje. También el Tottenham ha trasladado al Barça su interés por el internacional galo, pero igual que en el caso de Braithwaite, su alta ficha supone un obstáculo.

Lenglet aceptó ampliar su contrato hasta el 30 de junio del 2006 para repartir sus emolumentos. Aún así, los seis millones que percibe anualmente son prohibitivos para la economía de sus pretendientes. También en el caso del francés, la solución puede pasar por una cesión.

Riqui Puig

El de Matadepera es otro de los que ya sabe que no entra en los planes del entrenador. Pero el centrocampista ya lleva dos veranos evitando su salida a pesar de que el anterior técnico, Ronald Koeman le invitó a irse. Su situación no ha mejorado con la llegada de Xavi, por lo que ahora podría cambiar de opinión y plantearse un futuro lejos del Camp Nou.

El Celta le tiene en su agenda para cubrir la posición de Denis Suárez, al que el presidente del club celeste, Carlos Mouriño, con el que está enfrentado, condenará a la grada si no trae un traspaso.

A un año para la conclusión de su contrato, la situación de Riqui Puig es complicada, ya que el club no puede plantearse una cesión si no es con una renovación previa que la dirección deportiva no ve clara.

Frenkie de Jong

El caso del centrocampista neerlandés es sangrante, ya que es una pieza fundamental en el proyecto que quiere construir Xavi Hernández. El club blaugrana puede verse obligado a desprederse de uno de los futbolistas con más peso en el fútbol europeo actual por culpa de su maltrecha economia.

Lógicamente, todos los grandes de Europa están atentos a la situación de Frenkie de Jong. Bayern, City y PSG llevan tiempo tras sus pasos, en especial el club parisino, que parece dispuesto a ir a por todas este verano. A ellos se ha unido el Manchester United, por petición expresa de Ten Hag, el técnico con el que Frenkie se consolidó en el Ajax.

De Jong no quiere moverse del Camp Nou. Vino para triunfar y no tiene intención de irse hasta conseguirlo. Tiene contrato hasta 2026 y su intención es cumplirlo. Si se va será obligado por las circunstancias económicas y en contra de su voluntad.

Memphis Depay

Su futuro en el equipo blaugrana depende de los refuerzos que el club pueda concretar para la delantera. A Xavi no le importaría seguir contando son los servicios del delantero neerlandés, pero si el Barça puede concretar la llegada de Lewandowski y Raphinha, Memphis podría no tener cabida en el equipo.

Igual que Frenkie, Memphis vino al Barça para triunfar y no quiere irse sin hacerlo. No hay que olvidar que llegó con la carta de libertad e hizo un esfuerzo económico aceptando un sueldo por debajo de su cotización. Eso sí, a cambio de no hipotecar su futuro, ya que el 30 de junio del 2023 quedará libre.

El Arsenal le tiene en su agenda y el Barça le abriría la puerta de salida a cambio de 20 millones. Pero la intención inicial de Memphis es la de sacarse la espina de una temporada irregular en la que las lesiones no le han dejado demostrar todo su potencial. De momento, su decisión es la de seguir, a la espera de acontecimientos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil