"Es muy triste, Leo y el club deben llegar a un acuerdo"

EXCLUSIVA SPORT

Horacio Gaggioli se citó con SPORT para rememorar el fichaje de Messi por el Barça y expresar sus sensaciones ante la situación actual

Gaggioli fue clave en la llegada de Messi hace dos décadas a Barcelona; por muy poco, no probó en el Real Madrid o el Atlético

Messi quiere irse: el barcelonismo en shock | ZML

Horacio Gaggioli fue clave en la llegada de Messi a Barcelona hace dos décadas y ahora que Leo se va, en SPORT le agradecemos haber disfrutado tanto. ¿Cómo recuerda su fichaje?
Tengo dos socios en Argentina, con los que sigo haciendo cosas, Fabián Soldini y Martín Montero, y cuando Leo tenía once años, me hablaron de ficharlo. Yo no era el agente, como tantas veces se ha dicho, sino un intermediario entre ellos y el Barça. A mí me salió en marzo del año 2000 la oportunidad de ir a trabajar a Madrid en una empresa de deporte y hablamos de esperar, porque la familia me dijo que ellos irían a la ciudad donde yo estuviera, para dar cobertura al chico. Y se me cae lo de Madrid.

Messi se va

Menos mal..
Sí, afortunadamente para el futuro del Barça, porque la prueba se hubiera hecho en el Real Madrid o el Atlético. Entonces, en ese momento contactamos con el despacho de Josep Maria Minguella y éste le consiguió una prueba en el Barça.

"Me salió la oportunidad de trabajar en Madrid; por suerte para el barcelonismo, no se concretó"

¿Y ahí se salió?
Estuvo la segunda quincena de septiembre del 2000 y recuerdo el día que jugaron el infantil A contra el B, que eran los de Messi. Fabián Soldini le dijo: ‘Si marcas seis goles, te doy un regalo’. ¡Marcó cinco e hizo dos palos, no lo paraba nadie!

Y aún así...
Hubo la prueba y en el club sus más y sus menos hasta finales de noviembre. Martín Montero me llamó desde Argentina y me dijo: ‘Horacio, se acabó. Nos vamos a otro sitio, esto es insostenible. Llevamos tres meses hablando y no hay forma’. Es cuando llamé a Charly y el 14 de diciembre quedamos en el Pompeya, los dos y Minguella, y firmamos en la famosa servilleta. 

La servilleta por la que Rexach se comprometía a fichar a Messi y que Gaggioli guarda bajo paño

En la que Rexach se compromete a ficharle “pese a algunas opiniones en contra”...
Sí, una genialidad (sonríe). Y ahí se desbloqueó todo, el Barça se puso en marcha y Joan Lacueva, que ayudó mucho, preparó una carta solicitando a la familia que Leo viajara a Barcelona. Llegó finalmente en febrero de 2001.

¿Cuánta gente le ha ofrecido dinero por la servilleta?
Mucha, la verdad. Un día un japonés me dijo: ‘¿Y cómo sé que no es falsa?’ Entonces, la protocolarizamos en una notaría y fue cuando tomé conciencia de que debía guardarla en la caja fuerte de un banco para que no se perdiera.  Me han llegado a proponer participaciones  en un museo... de todo, pero nunca la he querido vender.

"La servilleta la guardo en la caja fuerte de un banco; no quiero que se pierda"

Hablando de museos, usted ha dicho que le gustaría que estuviera en el del Barça, ¿no?
Sí, no sé cuáles son los motivos por los que de momento no está. Siempre se consideró que era una especie de contrato, aunque en realidad era un compromiso y sin dinero de por medio, y que no procedía. Pero yo siempre estuve a favor y si algún día sale de Andorra, será para el museo del club.

¿Su relación con Messi fue muy estrecha?
Para mí fue una cuestión absolutamente emocionante, se veía que iba a ser trascendental, aunque quizás no tanto como ha llegado a ser. Todo el mundo, en torneos por  España, Italia, Francia... se quedaba maravillado. Fueron cinco años de contacto diario y por supuesto le guardo un gran cariño.

¿Tuvo Leo muchas propuestas en esos años para marchar? 
Lo cierto es que no había grande que no estuviera detrás de él. Y nunca se quiso marchar. Leo es de una inteligencia emocional importante, esto lo habíamos hablado mucho, él se dio cuenta de que había llegado a una de las mejores canteras del mundo, le costó entrar en ese sistema, jugaba poquito, pero cuando entró, qué te voy a decir... y además, coincidió con una de las grandes generaciones a su alrededor que hasta hoy es irrepetible. Llega al primer equipo y coincide con Pep Guardiola de entrenador en un equipo donde hay hasta nueve campeones del mundo, que se dice pronto. Y claro, le agregas a Leo a nueve campeones mundiales y es una máquina ese equipo.

"No había equipo grande que no estuviera detrás de Leo, pero nunca se quiso marchar, sabía dónde había llegado"

Y ahora que Messi ha pedido irse, que todo se ha roto... ¿qué siente Horacio Gaggioli? 
A mí no me gusta absolutamente nada esta situación, me da muchísima pena que se vaya por un simple burofax, es muy triste. No creo que termine así la historia, se tienen que sentar, hablar, ponerse de acuerdo. Aunque se vaya, pero que se vaya bien, por la puerta grande. 

 | SPORT

De la servilleta al burofax...
Leo le ha dado mucho al Barça, pero el Barça le dio mucho a él también. Después de todo lo conseguido, de todo lo vivido, tener que irse presentando un burofax... es que no lo puedo entender. Entre otras cosas porque no estamos hablando de una sociedad anónima, el Barça es de los socios y los socios lo adoran. Tengo amigos que están en shock, es muy duro. Messi es el Barça y el Barça es Messi. Los socios no se merecen este burofax.

¿Se puede decir que ha sido una reacción inesperada?
Yo tengo mi filosofía, mi forma de trabajar y en un caso así lo tengo muy claro: me sentaría con el Barça e intentaría llegar a un acuerdo para no irme. A mí no me entra lo del burofax, pero no sé si ha habido cosas que desconocemos para llegar hasta ahí, ojo. Pero todo se puede tratar de reconducir en una mesa. No sé quién lo asesoró, yo creo que no sale de Leo, fíjate lo que te digo. 

"Messi le ha dado mucho al Barça, pero también el Barça a él; los socios no se merecen este burofax"

¿El acuerdo todavía es posible?
Hay que insistir y buscar una solución. Es que a ambas marcas esto les afecta negativamente, que se vaya por la puerta de atrás un monstruo futbolístico como es Leo, que ganó tantos títulos con el Barcelona. Se están haciendo daño mutuamente y además que puede ser largo, puede haber un litigio. Hay que buscar una solución”.

Si Leo Messi acaba marchando, ¿dónde cree que jugará?
Si yo estuviera en su lugar, y si el Manchester City me quiere, yo me voy al City por una razón fundamental: porque ahí está uno de los mejores entrenadores del mundo y una gran persona. Leo suma mucho, pero tiene una parte de incógnita jugar en un campeonato distinto, Leo está hecho al fútbol de aquí, por eso te digo que yo me iría al City, porque Pep le conoce bien y ayudaría para que funcione.

"Se están haciendo daño mutuamente y va para largo; tienen que buscar una solución"

¿Y qué será de un Barça sin Leo Messi?
No es fácil, claro, pero si ocurre hay que tratar de que no sea una hecatombe. Es una cuestión de lograr conjuntar a una serie de jugadores, teniendo en cuenta fundamentalmente a La Masia. Para mí todo pasa por ahí, acertando también en los fichajes. 

El propio Messi, Xavi, Iniesta, Puyol y ahora los Riqui Puig, Ansu Fati... ¿El camino lo marcan los canteranos?
Sin duda, fundamentalmente porque aquí, en el Barça, se trabaja bien, se consiguen buenos resultados y siempre hay cuatro o cinco chicos que tiran para el primer equipo. Si se hacen bien las cosas, además los chicos tienen una hambre impresionante. Si llegan al Camp Nou, se dejan la vida.

"No es fácil el futuro si se va, pero el Barça debe tener en cuenta funamentalmente a La Masia"

¿Y a Leo, lo ve continuando en el mundo del fútbol cuando acabe su carrera deportiva? 
Yo creo que sí,  Leo es un animal futbolístico, vive para y por el fútbol. Por eso también me entristece esta situación, porque habría podido seguir aquí tras la retirada. Sería siempre la gran institución de este club.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil