Sport.es Menú

Mourinho: "El Barça es el mejor equipo de los últimos 20 ó 30 años"

"Es un orgullo haber sido el entrenador que ha roto la hegemonía del Barça a nivel nacional. A nivel internacional fue el Inter el que lo hizo. Sigue siendo un equipo fantástico, probablemente el mejor de los últimos 20 ó 30 años, aunque ahora haya tenido un par de resultados menos buenos e inesperados y haya pasado a ser un equipo no bueno", afirmó el entrenador madridista. Con estas palabras el luso sacó pecho por haberlo eliminado con el Inter en la Champions de hace un par de años y obvió, de paso, que en la pasada campaña el Chelsea de Roberto Di Matteo también hizo lo mismo.

SPORT.ES / Agencias

Como es habitual en él, Mourinho no perdió ocasión para presumir de haber sido el técnico que "ganó la Liga de los tres puntos". Y lo hizo con una teatral puesta en escena. Se sacó un papel que tenía preparado en el bolsillo antes de iniciar su vanidoso recital: "Tengo mis célebres papelitos. Siempre espero que algún listo haga una pregunta que exija sacarlo. La Liga de los récords es mía, vais a querer borrarla pero no lo vais a conseguir", aseguró antes de ponerse manos a la obra con su anhelado listado.

Un listado en el que, para vanagloriarse de su pírrico palmarés con el Madrid -una Liga, una Copa y una Supercopa en tres años- se comparó con otros técnicos que le precedieron: "20 años sin lograr una Copa del Rey es porque no era fácil. Eso no puedes borrarlo. La Supercopa es pequeñita, pero ganarla y llegar a tres semifinales de Champions, que no alimentan mi ego ni me dejan satisfecho, no es fácil. Toshack, Di Stéfano, Antic, Beenhakker, Floro, Arsenio, Capello, Heynckes, Hiddink, Del Bosque, Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo, López Caro, Capello de nuevo, Juande Ramos, Schuster y Pellegrini... son 18 entrenadores en 21 años, y en ese tiempo se llegó a cinco semifinales de Champions", dijo, orgulleciéndose de su trayectoria.

El añadido que vino luego estuvo cargado de intención: "El malo de Mourinho: tres años, tres semifinales de Champions. Es porque no es tan fácil conseguirlas. Pero repito, no me alimenta el ego. No soy entrenador del 'casi'".

"La pena es que no traje a Diego López el primer año"

Mourinho, asimismo, aseguró que lo único que habría cambiado de sus tres años en el banquillo madridista es haber fichado a Diego López "en el final de la primera temporada". Y, en aparente alusión a Iker Casillas, aseguró que hay un jugador con el que tiene problemas porque "se cree que está por encima del resto".

Mourinho no desveló qué hará a final de temporada -todo apunta a que volverá al Chelsea-, pero el caso es que ya habla en pasado del Real Madrid. "Primero lo sabrán mi mujer y mis hijos", se limitó a comentar.

Tras la eliminación ante el Borussia Dortmund, Mourinho dijo a los medios ingleses que "quizás" no estaría la próxima temporada en el Bernabéu para buscar la 'Décima', y añadió que en Madrid mucha gente le "odia". Este viernes aclaró que esas personas no están entre la afición ni en la plantilla, aunque señaló a un jugador a quien no puso nombre pero que probablemente es Iker Casillas, con quien mantiene un pulso desde hace meses.

También atacó a la prensa, a la que acusó de hacer alineaciones antes de su llegada. "Para mí la relación con los aficionados ha sido perfecta. No hay ningún fallo. Continúo pensando que la prensa fuera del avión del equipo es correcto, fuera de los entrenamientos, que no decida quién juega, que no ponga a jugar a vuestros niños queridos", dijo.

"Con la afición, perfecto. Pitó cuando perdimos partidos. Ellos mandan y además agradezco su apoyo ante el Borussia cuando podían ser diferentes tras la derrota, pero fueron fantásticos. Con mis jugadores no he tenido problemas. Los problemas existen cuando uno se cree que está por encima del resto. Con ese sí existen problemas, pero yo tranquilo", añadió.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil