Sport.es Menú

El motivo que explica el bajón de Paulinho

Lleva un año entero compitiendo con el Guangzhou, el Barça y Brasil

Cuando los blaugrana llegan a la fase decisiva de la temporada el brasileño lleva 73 partidos en sus piernas

Paulinho desaprovechó una clara ocasión de gol en la primera mitad | BEINSPORTS

El Chelsea-Barça acabó de situar a Paulinho Bezerra en el centro de ciertos debates. Muchos cuestionan que su rendimiento actual justifique su presencia en el once blaugrana aunque quizás el bajón del brasileño esté más que justificado: Lleva un año seguido comptiendo.

Como se recordará, Paulinho fichó por el Barça procedente del Guanzhou Evergrande cuando la Superliga china estaba en plena competición. Ernesto Valverde lo integró rápidamente en la plantilla y le dio muchos minutos de juego. Además, el centrocampista es un fijo en la selección brasileña. 

Así, cuando el Barça ha llegado a la fase decisiva de la temporada 2017/18 Paulinho ya lleva en sus piernas 73 partidos y 5212 minutos: 35 partidos como blaugrana que ha disputado d emanera continuada a los 29 con el Guangzhou y que estuvieron aderezados por los 9 con Brasil. Además, al final de la temporada de clubes, deberá afrontar el Mundial de Rusia 2018...

Paulinho abrió el curso 2017/18 el 22 de febrero de 2017, hace exactamente un año, cuando el Guangzhou jugó frente al Eastern en la Champions asiática. Desde entonces, no ha parado. No resulta extraño, por tanto, que el rendimiento de Paulinho haya decaído un tanto desde su exuberante estreno, que le permitió acallar las voces que dudaban de su calidad para formar parte de la plantilla del Barça.

Para completar el cuadro, Paulinho sufrió una pequeña rotura en el quinto metatarsiano del pie derecho en los derbis contra el Espanyol en la Copa, de manera que ha visto un poco más condicionado su rendimiento. Aunque ha seguido compitiendo cuando Valverde ha requerido de él, su aportación al equipo - es el tercer goleador de la plantilla con 8 goles, solo por detrás de Messi y Luis Suárez- no ha sido tan desequilibrante como en sus inicios.

Valverde se encuentra con el problema de tener que gestionar los esfuerzos de un jugador que ha convertido en titular con la necesidad de Paulinho de recuperar energías para abordar en condiciones la recta final de la temporada. La llegada de  Coutinho solo soluciona en parte el problema pues se trata de dos futbolistas de perfil muy distinto. Y André Gomes no acaba de ser el centrocampista dinámico que se esperaba pese a que también es un jugador potente físicamente, con calidad pero que va al choque y con recorrido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil