Sport.es Menú

Moratalla, Clos, Estella y Ramos recuerdan el clásico de Barquisimeto

Todos estuvieron y jugaron en Venezuela en mayo de 1982 contra el Real Madrid

Ramos: "Fue un Barça-Madrid sin público"

Josep Moratalla, Paco Clos, Joan Estella y Pepito Ramos recordaron para SPORT las anécdotas de la excursión del FC Barcelona por Sudamérica en 1982
Josep Moratalla, Paco Clos, Joan Estella y Pepito Ramos recordaron para SPORT las anécdotas de la excursión del FC Barcelona por Sudamérica en 1982 | Archivo Sport

Han transcurrido más de 35 años desde el clásico de Barquisimeto (Venezuela). Los protagonistas de aquel histórico partido han perdido buena parte de los detalles en el tiempo, aunque conservan las sensaciones de una excursión que les marcó para toda la vida.

SPORT conversó con cuatro de los jugadores del FC Barcelona que tomaron parte en esa gira por Chile, Ecuador y Venezuela a finales de mayo de 1982. Hablamos con Josep Moratalla, Paco Clos, Joan Estella y Pepito Ramos. Dejaron los siguientes apuntes y anécdotas.

Josep Moratalla, central, llevaba algunos años a caballo entre el filial y el primer equipo, pero se asentó en el mismo el curso 1981-82. El primer recuerdo que le viene a la memoria es el trayecto en autocar entre Caracas, donde aterrizó la expedición azulgrana, y Barquisimeto. Unos 360 kilómetros. “Viajamos en autocar y las carreteras, en aquella época, no eran precisamente autopistas… Fue muy pesado”, dice.

Moratalla: "Compartimos hotel con el Inter y los jóvenes de ambos equipos hicimos amistad... Recuerdo la buena relación entre los jugadores de la cantera"

Agrega que el FC Barcelona, en Barquisimeto, compartió hotel con el Inter, uno de los contendientes en el cuadrangular Presidente de la República: “Esa circunstancia hoy en día no se daría, pero fue interesante, la verdad. Me llamó mucho la atención. Los jóvenes de ambos equipos hicimos amistad”.

Para Moratalla, azulgrana hasta la temporada 1987-88, la experiencia fue “enriquecedora” aunque se jugara en “un país con poca tradición futbolística por aquel entonces”. Tiene presente “el gran ambiente que había en el equipo y la relación que había entre los jugadores de la cantera”.

Paco Clos, ariete todo entrega, fuerza y compromiso, de los que nunca se arrugaban, apenas recordaba nada del partido. Ni del incidente con Fraile, que le arrojó un balón en el rostro en el último minuto, costándole la expulsión. “Si lo cuentan las crónicas debió ser así, pero la verdad es que no me queda ningún detalle de esa acción”, dijo.

Clos: "Me quedan pocos detalles... Pero recuerdo que fue mi primera salida con el equipo. Tenía 21 años y para mí fue muy importante"

Sí conversa momentos del viaje, de los desplazamientos, del calor, la humedad… “Fue mi primera salida con el equipo. Tenía 21 años y no había debutado todavía con el primer equipo. Para mí fue muy importante estar con ellos”.

Cuando hablamos con Joan Estella hicimos que el canterano entrara “en la prehistoria”… El fino centrocampista, de exquisito toque y gran trato de balón, conserva una anécdota de su estancia en Venezuela: “Estaba en la habitación, en Barquisimeto, cuando me llaman por teléfono y me dicen que baje a recepción, que me espera un familiar… Lo primero que pensé es que algún compañero me estaba gastando una broma. Bajé y se me presentó una prima de mi padre. ¡Menuda sorpresa! Me explicó que supieron que estaba allí porque vieron el primer partido (contra el Porto) por televisión”.

Estella: "Un Barça-Madrid siempre es especial, pero al tratarse de un bolo y no ser trascendente se jugó de forma más distendida"

Estella, con el paso de los minutos, le viene a la memoria lo que sucedía por aquel entonces: “En España estaba a punto de empezar el Mundial… Barcelona estaba revolucionada porque iba a firmar Maradona. Y con la llegada del argentino dejé de llevar el '10' en la espalda…”.

También le vienen a la memoria pinceladas del viaje. “Fue interesante, pero caótico. Por no hablar de algunos hoteles… En las habitaciones encontramos todo tipo de bichos. ¿El partido? Un Barça-Madrid siempre es especial, pero al tratarse de un bolo y no ser trascendente se jugó de forma más distendida. Además, estábamos a final de temporada... Ganaron por la mínima, pero hicimos méritos para conseguir un mejor resultado”.

Pepito Ramos, un lateral con gran recorrido y vocación ofensiva, también ha conservado una anécdota que los años no han podido borrar. “Contra el Madrid jugué, por primera y única vez en mi vida un partido sin espectadores… Así, tal cual. Resulta que antes se disputó la final, entre el Inter y el Porto, con el presidente de la República en el palco. Cuando entregó el trofeo al capitán italiano, la gente desapareció. Empezó el partido de consolación entre el Madrid y el Barça y jugamos prácticamente solos”, dice.

Ramos: "Después de la final jugamos nosotros. La gente desapareció. Empezó el partido de consolación y jugamos prácticamente solos"

Agregó que “como profesional, fue una experiencia única, espectacular. Un Barça-Madrid en cualquier campo español hubiera sido un acontecimiento de primer orden, aunque fuera un partido amistoso, pero allí quedó demostrado que no. En Barquisimeto, capital del estado de Lara, como en el resto de Venezuela, entonces había poca tradición futbolística”.

El pasado mes de marzo, cuando se dio a conocer el calendario de la International Champions Cup y se conoció el clásico del 29 de julio en el Hard Rock Stadium de Miami, el diario As habló con Vicente del Bosque, autor del único tanto del partido, sobre el Barça-Madrid (0-1) de Barquisimeto. El que fuera seleccionador español comentó entonces que “a Venezuela fuimos los del carrito del pescado (risas)… Recuerdo el calor, la humedad. Cada hora y media nos íbamos a la ducha del hotel para refrescarnos”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil