Monte Alto, la cuna del único Balón de Oro español

HISTORIA SPORT

Monte Alto, la cuna del único Balón de Oro español

Suárez desveló la placa en su honor en diciembre de 2010
Suárez desveló la placa en su honor en diciembre de 2010 | sport

Viaje al barrio coruñés en el que nació y creció Luis Suárez, ganador del premio de France Football en 1960, cuando jugaba en el Barça

Sus padres regentaban una carnicería en su propio domicilio de la Avenida Hércules: hoy una placa recuerda que allí nació "el arquitecto del fútbol"

La selección española regresa a La Coruña, la ciudad que vio nacer al único Balón de Oro del fútbol masculino español, Luis Suárez Miramontes, que fraguó su carrera deportiva en el barrio de Monte Alto, junto a la Torre de Hércules, un barrio que desde 2010 recuerda a su hijo más ilustre con una placa en su casa natal y que ha cambiado enormemente desde el 2 de mayo de 1935.

Ese día nació Luis Suárez, en el número 20 de la Avenida Hércules del barrio peninsular de Monte Alto, donde se alza la Torre de Hércules, llamado así por el promontorio que se eleva frente a la torre y que hoy está ocupado por viviendas. Monte Alto tiene una población estimada de 28.000 habitantes.

Cuando Luis Suárez era un niño, Monte Alto era un enorme descampado. Allí pasaba horas y horas jugando al fútbol, en compañía de amigos o de sus dos hermanos, Pepe, diez años mayor que Luis, y Agustín, un año mayor, que ya eran futbolistas amateurs.

La Revista Baça del 16 de diciembre de 1960

| Sport.es

"Mis tíos eran buenos futbolistas", recuerda Luis Suárez, hijo del ex jugador y entrenador gallego, "pero no llegaron a ser profesionales, entre otras cosas, según creo, porque sobre todo Agustín tenía un carácter muy explosivo y si escuchaba alguna crítica, no dudaba en encararse con el público. Mi padre era más reflexivo".

La carnicería de los Suárez

La familia Suárez regentaba una carnicería en el mismo domicilio en el que vivían, en la Avenida Hércules. "Una de las habitaciones que daban a la calle se arregló para convertirla en el local de la carnicería", apunta el hijo de Suárez, nacido también en La Coruña en julio de 1969, en uno de esos veranos que su padre, ya instalado en Italia, pasaba en su ciudad natal.

La placa en honor de Luis Suárez en Monte Alto

| Sport.es

La leyenda cuenta que Luis Suárez compaginó sus primeros pasos en el fútbol (primero en el Perseverancia, equipo formado por el padre Carballo, el cura de Monte Alto, y después en el filial del Deportivo) con el trabajo en la carnicería de sus padres.

Suárez, con Arsenio Iglesias en La Coruña en 2010

| SPORT.es

"Hay una foto en la que se ve a mi padre manejando un cuchillo con la carne, pero yo diría que esa foto fue más bien de ‘atrezzo’ y que se hizo cuando ya jugaba en el Barcelona, en un verano que pasó en La Coruña. En realidad, mi padre ayudaba con algunos recados y gestiones, echaba una mano, pero no trabajaba detrás del mostrador ni atendiendo a la gente", explica su hijo, biólogo de profesión y residente en Madrid.

‘Nesta casa naceu o arquitecto do fútbol’

Lo que entonces era una carnicería es hoy una casa de tres pisos enclavada entre dos edificios más altos, muy cuidada y con una placa en la fachada. 'Nesta casa naceu o 2 de maio de 1935 Luis Suárez, o arquitecto do fútbol'. Pocos metros más abajo se encuentra el edificio de la Cruz Roja y un poco más allá, el Museo de Bellas Artes de la ciudad.

Cuando se inauguró, en diciembre de 2010, Suárez, siempre socarrón, bromeó diciendo que tendrían que haberle puesto 'Luisito'. Al fin y al cabo, siempre le llamaron así en el barrio. "Esto es mucho más tocante que un Balón de Oro porque es mi barrio, mi gente".

Suárez ganó el Balón de Oro de 1960

| Sport

Monte Alto era una zona humilde y poco poblada cuando Suárez empezó a darle patadas al balón, entre los descampados cercanos a la Torre de Hércules y la pequeña playa de San Amaro. "Hoy es una zona mucho más golosa, debido al crecimiento de la ciudad, pero sigue teniendo ese ambiente de barrio de toda la vida", cuenta el hijo de Suárez.

"La autoridad de un duque y la belleza de un apolo"

Han pasado casi 62 años desde que el jugador gallego, apodado el ‘arquitecto’ por su elegancia con el balón, ganase el Balón de Oro. Lo hizo en 1960, como futbolista del Barça. La revista France Football lo confirmó en diciembre de 1960.

"Tiene la autoridad de un duque, la precisión de un geómetra y la belleza de un apolo", argumentaba la revista francesa, que le entregó el premio unos meses después en el Camp Nou, sin galas ni fiestas de por medio.

Un Balón de Oro sin galas ni fanfarria

"No hubo ni siquiera una cena", explicaba Suárez tiempo después. Fue el primer jugador del Barça en ganar el trofeo –luego vendrían varios más- y de momento, el único futbolista español. Alexia Putellas, ganadora del premio femenino en 2021, es también la única española.

Suárez se fue de La Coruña en 1954 para firmar por el Barça. Solo había jugado 17 partidos con el primer equipo del Deportivo, suficientes para que Helenio Herrera reclamase su fichaje, aunque curiosamente, su operación quedó camuflada en la de Dagoberto Moll: el Barça pagó 500.000 pesetas por ambos; 400.000 por Moll y 100.000 por Suárez.

Desde entonces, el coruñés solo ha vuelto a su ciudad de manera puntual, casi siempre en verano.

Chándals y percebes

"A mi tío siempre le gustaron mucho los percebes y cuando venía en verano venían dos o tres ‘percebeiros’ a preguntarle a mi madre, ‘Elena, ¿cuántos percebes te traigo para Luis?", cuenta su sobrino Agustín Suárez en el documental ‘Nuestro Balón de Oro’ de Movistar+. En sus veranos gallegos, Suárez entregaba a los jugadores del Deportivo algunas de las prendas que le facilitaban en el Inter.

Suárez, que cumplirá 87 años en mayo, vive en Milán y lleva un par de años sin volver a La Coruña, debido al coronavirus. Tiene algunos problemas de movilidad derivados de la edad, pero mantiene una lucidez asombrosa.

Lo demuestra cada fin de semana comentando partidos en el Carrusel Deportivo de la Cadena SER, donde habla sin complejos y ya sin miedo a ofender a alguien. "A su edad, ya le importa poco quedar mal o bien. Simplemente, dice lo que piensa", admite su hijo Luis.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil