93,7 millones: La eterna búsqueda del nuevo Alves

HISTORIA SPORT

93,7 millones: La eterna búsqueda del nuevo Alves

Dani Alves, la inspiración de Emerson | Perform

Desde que se marchó en 2016, el Barça no ha dejado de buscar a un sustituto de garantías para ocupar el tremendo vacío que dejó el lateral de Bahía

Los nueve millones que se pagarán por Emerson (más lo seis que se abonaron en 2019) son el último derroche para intentar dar con la tecla

Se convirtió en una obsesión. Intentar buscar como fuera un calco de una de las figuras más importantes de la historia reciente del FC Barcelona. Puede sonar exagerado, pero el paso del tiempo no hace sino darnos más la razón. Daniel Alves, probablemente el mejor lateral diestro que ha pasado por el FC Barcelona a lo largo de su historia. 

Un jugador tan brillante como diferencial, tan icónico como indispensable. Y aún tuvimos algunos agallas de criticarlo en algunos tramos porque sus centros a menudo no encontraban rematador. Qué ingenuos éramos. Parece que fue hace un mundo cuando el brasileño nos dejó. Concretamente este verano se cumplirán cinco años. Un lustro. Pero es que han sido tiempos oscuros. No solo en cuanto a la búsqueda de su sustituto se refiere, sino que han pasado entrenadores, presidentes, pandemias, situaciones dramáticas, humillaciones. 

El dispendio del Barça en buscar lateral diestro asciendo a casi 100 millones


| Marc Creus

93,7 KILOS Y SUBIENDO

Está claro que no podemos achacarlo todo (ni siquiera una pequeña parte) a la marcha del lateral de Bahía, pero nos hemos detenido a analizar lo que ha gastado el club tratando de encontrar a un futbolista de un perfil parecido, a un carrilero diestro capaz de llenar su hueco, se establecerse durante años como amo y señor de ese costado de la defensa azulgrana. Y lo cierto es que todos los intentos, hasta ahora, han sido en vano. Dinero y dinero despilfarrado (hasta 93,7 millones según nuestros cálculos) y jugadores que han estado lejos, en algunos casos a años luz, del rendimiento de Dani. Echemos un vistazo. 

DE VIDAL A SEMEDO

El primer nombre tiene algo de ‘trampa’. Porque Aleix Vidal aterrizó al Barça cuando Alves aún era futbolista azulgrana. Fichó el verano de 2015 previo pago de 17 millones de euros al Sevilla. El club, presidido por aquel entonces por Bartomeu, empezó a preparar el terreno ante la cantada salida del brasileño. El resultado: el catalán nunca llegó a asentarse ni como extremo ni como lateral. Acabaría con 51 partidos, cuatro goles y 11 asistencias.

En 2018, un año después de la salida de Dani, se apostaría muy fuerte por un perfil parecido, marcadamente ofensivo y que venía de despuntar en el Benfica. El Barça pagó 35,7 millones de euros por hacerse con el portugués Nélson Semedo. A pesar de dejar destellos y de demostrar su potencia, nunca fue capaz de acercarse al nivel de Alves. El equipo azulgrana lo vendió el pasado verano por 30 ‘kilos’ tras 124 partidos, dos goles y 11 asistencias.

En 2019, además, se gastaron cinco millones de euros en un lateral jovencísimo, senegalés y procedente del Kas Eupen. Wagué empezó en el filial y apenas tuvo oportunidades con el primer equipo, con el que acumuló cinco partidos. Hablamos en pasado, pero en realidad tiene contrato en vigor hasta 2023. 

PACIENCIA CON SERGIÑO DEST

El penúltimo dispendio en busca del ‘nuevo Alves’ fue el verano pasado. Sergiño Dest, con 19 años, venía despuntando en el Ajax, club con una relación histórica con el Barça y factoría de grandes talentos. En su primer año (se pagaron 21 'kilos' por él) ha dejado destellos de su calidad, sobre todo en ataque, pero no ha encontrado la continuidad y ha cometido algunos errores de bulto. Se tendrá paciencia porque el chico tiene mimbres, pero debe crecer mucho todavía.

Y nos topamos con Emerson Royal. Este jugador que el Barça fichó a medias con el Betis del Atlético Mineiro (previo pago de seis millones cada uno) y que ha cuajado una buena campaña en el cuadro verdiblanco. ¿Suficiente como para formar parte de la primera plantilla azulgrana? Parece que podrá demostrarlo esta pretemporada. Para ello, eso sí, habrá que pagar otros nueve millones al Betis para adquirir el 100% de sus servicios.

En definitiva, cinco años intentando lo imposible. Quizás el problema es que tengamos demasiado idealizado a Alves. O que no se ha sabido dar con el clavo. Mientras, ahí sigue el ‘chaval’ a sus 38 años en el Sao Paulo divirtiéndose. Porque si algo ha hecho durante toda su carrera es pasárselo en grande y disfrutar de cada sorbo.

Temas