Millonaria demanda de Sandro Rosell contra el Estado

OPINIÓN

Rosell: Uno de los momentos de libertad en la cárcel era cuando escuchaba al Barça | SPORT.es

Sandro Rosell y a Joan Besolí les robaron 643 días de sus vidas. Ninguna empresa, organización o particular les había acusado. Nadie se había sentido perjudicado, al contrario, la CBF admitió haber sido beneficiada por la intermediación de Rosell, pero la jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, los mantuvo 21 meses en prisión acusados de supuesta organización criminal y blanqueo de dinero. Lo más sonrojante no fue esa gigantesca injusticia, que también, sino la arrogancia y prepotencia de una magistrada que se negó a concederles la libertad provisional hasta en quince ocasiones...  y que, como premio, fue ascendida al Tribunal Supremo. Un lacerante agravio comparativo con otros conocidos personajes que ostentaban cargos públicos y que, siendo acusados de corrupción, sí gozaron de esa libertad momentánea a la espera de juicio.

Después de la absolución, tras ser declarados inocentes de todos los cargos, ni un mensaje de disculpa por parte de la jueza, ni del implacable Ministerio Fiscal de la Audiencia Nacional, ni del Ministerio de Justicia. ¿Ninguno de esos sesudos togados ha tenido la humildad de ponerse en la piel de Rosell y Besolí? 

Nunca, nadie, le podrá devolver al expresidente del FC Barcelona esos dos años de sufrimiento y dolor, ni a sus familias, pero el mismo sistema judicial que le ha pisoteado le podría dar ahora la oportunidad de resarcirse. Será otra larga batalla judicial. Es la hora de que Sandro Rosell pase a la acción. Lo hará en dos frentes. El primero, con el libro ‘Una forta abraçada’, que saldrá a la venta el 23 de marzo. En él narrará el día a día de su paso por Soto del Real y Can Brians 2. Seguro que nos sobrecogerá.

El segundo lo dirimirá en los juzgados. Rosell y  Besolí, coordinados por el bufete jurídico de Pau Molins, presentarán durante el mes de marzo una reclamación por responsabilidad patrimonial contra el Estado español, concretamente el Ministerio de Justicia. Una petición sustentada en más de 90 folios en los que se detallarán el daño patrimonial, reputacional y económico sufrido. Rosell, como empresario de éxito, dejó de tener ingresos durante dos años, perdió todos los contratos que tenía y tuvo que hacer frente a una serie de gastos legales cuantiosos. Para calcular ese lucro cesante se tienen en cuenta los ingresos recogidos en sus  últimas declaraciones de la renta. La demada será millonaria. Seguro.

El otro gran caballo de batalla será calcular el daño causado a su imagen. El presidente del Barça más votado de la historia, hombre de prestigio, conocido en España y a nivel internacional… Hay empresas especializadas en ello. El FC Barcelona contrató a una de ellas para calcular la demanda interpuesta a la Cadena COPE por el tema del doping. Calculen horas de televisión, radio, y prensa escrita en las que se habló del ‘Caso Rosell’. 

Es muy probable que el Ministerio de Justicia se pase por el forro la reclamación de Rosell y lo deje en los 75 euros por día que pasó en la cárcel. En ese caso sería el momento de dar otro paso: la vía judicialPresentaría una demanda contra la resolución del Ministerio de Justicia ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional. Y si esta tampoco le diera la razón, cabría un último recurso, acudir a la misma sala, pero del Tribunal Supremo, donde acabaría el caso. Pueden pasar años antes de conocerse el fallo definitivo… que podría ser pionero en la historia  del sistema judicial españolNo ha habido en España un error judicial tan mediático como el de Sandro Rosell desde el famoso ‘Caso Rocío Wanninkhof’. ¡Cuánto dolor y cuánta injusticia!

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil