Messi se sube al barco del proyecto Koeman

Messi y Koeman se reencuentran hoy tras una primera reunión poco alentadora el 20 de agosto

Al argentino se le espera esta tarde tras pasar los PCR en su domicilio

Los récords pendientes de Messi | PERFORM

Hoy se espera a Leo Messi en la Ciutat Esportiva a la sesión de las 17.30. Todas las miradas estarán encima del argentino, que tras pasar las pruebas PCR en su domicilio, se unirá a la dinámica del equipo tras protagonizar la miniserie del verano.

Sport.es

Nadie esperaba este desenlace hace solo unos días cuando el pulso entre el jugador y Bartomeu se recrudecía a cada hora que pasaba. Las posturas estaban tan alejadas que una de las dos partes tenía que ceder. Y finalmente fue Messi el que, inmerso en un callejón sin salida, terminó por aceptar que no podía irse sin la ayuda de Bartomeu.

Ningún club estaba dispuesto a pagar 700 millones o esperar a que un proceso judicial dictaminara un precio, así que el ‘10’ optó por seguir. Pero el tema de fondo es que sigue a regañadientes cuando su cabeza ya estaba en otra parte y con muchas heridas abiertas. 

Messi aseguró en la entrevista para Goal que, una vez asumido que se quedaba, será el de siempre. En primer lugar por su carácter competitivo. El que siempre ha exhibido en el Barça.

El mismo que ahora le hacía pensar en cambiar de aires. Ante la posibilidad de no poder competir. Frente a la frustración de no creer en el proyecto deportivo, Messi pensó en irse al City. Con 33 años no tiempo que perder. Quiere otra Champions. Y quiere volver a ser feliz.

La última temporada, reconoció, no lo fue. Hoy Koeman podrá comprobar en directo si Messi llega con el hambre necesario tras todo lo ocurrido en las últimas semanas. Ambos ya pudieron charlar en una primera reunión en la que Koeman le dejó claro que quería seguir contando con él. Pero aquella reunión no cambió la idea de Messi de irse, más aún tras conocer las salidas de Luis Suárez y Arturo Vidal, dos de los jugadores más cercanos al argentino en el vestuario del Barça. 

No ha sido el mejor comienzo entre Messi y Koeman y habrá que ver si el holandés es capaz de seducir al ‘10’, harto de vivir los reveses más dolorosos en Europa de los últimos años.

El último en Lisboa, un 2-8 demoledor. Animar a Messi pasa por hacer un equipo competitivo. Y encontrarle un contexto propicio para su fútbol. Koeman podrá trabajar toda esta semana  con Messi y el argentino podría tener minutos en el amistoso del sábado ante el Nàstic de Tarragona, que se disputará en el estadio Johan Cruyff a las 19.30 horas. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil