Los Messi, sorprendidos por el desenlace final

El argentino pensaba que todo estaba acordado y estaba convencido de que iba a firmar

El jugador estaba dispuesto incluso a rebajarse aún más la ficha para que el Barcelona pudiera inscribirle

Leo Messi compartió un vídeo junto a sus hijos donde se observa como juegan con otro niño un rondo durante las vacaciones | Instagram

Leo Messi fue sin duda el primero en verse sorprendido por el desenlace final de las negociaciones que mantenía desde hace meses con el Barcelona, representado por su presidente, Joan Laporta, para renovar el contrato que expiró el pasado 30 de junio. El delantero argentino y su familia no se esperaban verse fuera del club blaugrana, según pudo saber este diario. El jugador daba por hecho que este jueves se iba a cerrar todo y que a partir de este viernes iba a reencontrarse con sus compañeros para reanudar los entrenamientos e iniciar una nueva temporada.

El padre del delantero, Jorge Messi, había viajado expresamente a Barcelona para cerrar definitivamente el acuerdo con el Barça y firmar el nuevo contrato. Messi y su padre entendían que las condiciones económicas estaban totalmente pactadas y solo quedaba pendiente acabar de concretar con la directiva barcelonista cómo se iba a anunciar el acuerdo de forma oficial.

Su sorpresa llegó cuando Laporta se presentó en la reunión con Jorge Messi y dijo que lo sentía mucho, pero el club no estaba en disposición de inscribir al argentino esta temporada por culpa del límite salarial que impone LaLiga.

LIMITE SALARIAL

Tras sobreponerse a la sorpresa inicial, el portavoz de la familia Messi comunicó al presidente blaugrana la disposición del jugador a rebajarse todavía más su ficha para que el club tuviera margen para inscribirle en LaLiga.

La familia Messi dio un margen de tiempo a Laporta para que analizara esa alternativa y se mantuvo a la espera de que los responsables de la entidad tomaran una decisión definitiva al respecto.

Finalmente, el Barcelona se puso en contacto con la familia Messi y le comunicó que no había forma de superar la traba del límite salarial y que por tanto resultaba imposible inscribir al jugador de forma reglamentaria. En consecuencia, el club barcelonista daba las negociaciones por rotas y daba así carta blanca para que el futbolista busque un nuevo destino.

FUTURO

Fuentes próximas a la familia Messi aseguran que el delantero no ha hablado hasta ahora con ningún otro club de forma oficial, ya que estaba convencido de que acabaría firmando su renovación. Pese a todo, el internacional argentino tiene claro que seguirá compitiendo al más alto nivel en un equipo europeo, así que a partir de ahora se sentará a escuchar todas aquellas ofertas que reciba o aquellas que se habían quedado en el tintero por su manifiesta voluntad de seguir defendiendo varios años más la camiseta blaugrana.

El escenario actual ha pillado a Messi y a los suyos por sorpresa. El jugador estaba dispuesto a seguir dando facilidades, según esta versión, pero el club blaugrana le dejó claro que no era posible y que la única salida era poner punto y final a sus 20 años de estancia en el Camp Nou.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil