Messi, sin 'varas' en el camino

El Barça intentará superar uno de los desplazamientos más duros que le restan hasta final de temporada jugándose nuevamente la baza de Leo Messi. El Sevilla es una piedra de toque ante la que el argentino acostumbra a rendir a buen nivel, aunque la suerte le dejó de acompañar en dos citas que dejaron una herida: la eliminatoria copera perdida en la Copa del Rey del 2010 y el partido de la primera vuelta de Liga de la presente temporada en el Camp Nou donde Javi Varas le detuvo un penalti en el tiempo de descuento.

Ivan San Antonio/Jordi Gil

En esta ocasión, Messi se librará del portero que le amargó la noche en el estadio barcelonista ya que Michel decidió a su llegada al banquillo del Sevilla relevar a Varas y devolver al once a Andrés Palop. El valenciano es otro meta de plenas garantías, aunque ha sufrido en más ocasiones el veneno del argentino. La racha de Leo frente a los andaluces es realmente positivo en términos generales. En los once enfrentamiento en la Liga, el argentino ha conseguido diez goles. El más importante de ellos en el Sánchez Pizjuán fue en la temporada 2009-10 cuando anotó una de las tres dianas que permitió al Barça encarar la última jornada de Liga ante el Valladolid dependiendo de si mismo para alcanzar el campeonato en el intenso pulso con el Real Madrid de Manuel Pellegrini.

Messi está en un dulce momento y en Santander demostró que también ha afinado la puntería en los partidos a domicilio en la Liga. Su 'doblete' en tierras cántabras permitió sumar tres nuevos puntos y evitar que el Real Madrid pusiera más tierra de por medio en la lucha por el título.

Además, estos dos goles, añadidos a los históricos cinco anotados frente al Bayer Leverkusen en la Champions League, acercaron al delantero a la mítica marca de César. Los 235 leonés empiezan a estar a tiro del rosarino, quien acumula 230 tantos, y en los próximos partidos aspira a hacer historia con la camiseta blaugrana.

Messi acumula a estas alturas de temporada 50 goles, 30 de ellos en el campeonato de Liga. Su primer objetivo es ayudar al equipo a conseguir la victoria sin perder de vista que está abierta la lucha por el Pichichi con Cristiano Ronaldo. El portugués lleva 32 tantos y el domingo se medirá al Málaga en el duelo que medirá a madridistas y malagueños en el Santiago Bernabéu. Será una nueva jornada en la que los dos mejores jugadores del mundo continuarán midiendo sus fuerzas. El luso cuenta con una mínima ventaja, pero Leo ha cogido impulso en el momento crucial de la temporada y peleará para que el Barça acabe cuajando otro final de campaña recordado durante muchos años.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil