Sport.es Menú

Messi se desmelena y el Barça arrasa en Riazor

Messi, celebrando uno de sus goles en Riazor
Messi, celebrando uno de sus goles con sus socios del tridente | sport

El '10' del Barça pasó como un huracán por Riazor, sentenciando a su rival con dos goles en la primera media hora de juego y otro más en la reanudación. Al igual que ocurrió la semana pasada ante el Atlético, el argentino fue el alma de un equipo que -gracias en buena medida a su estrella-, mantiene el pulso con el Real Madrid en cabeza de la Liga. Los de Ancelotti tampoco fallaron en su visita Getafe (0-3), así que las cosas siguen igual que hace siete días: con el Barça un punto por debajo de los blancos, y un partido más.

Ricard López

Leo Messi

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA / J. 19

Deportivo

0-4

Barça

Deportivo

Fabricio; Juanfran, Sidnei, Lopo, Luisinho; Álex Bergantiños, Juan Domínguez, Medunjanin (Lucas Pérez, min.78); Cuenca, Cavaleiro (José Rodríguez, min.46); y Oriol Riera (Toché, min.63).

Barça

Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets (Bartra, min.66), Rakitic, Iniesta (Rafinha, min.66); Luis Suárez, Messi y Neymar (Pedro, min.70).

Árbitro

Martínez Munuera, del colegio valenciano. Mostró amarilla a Riera (min.59) y Toché (min.64), por parte del Deportivo; y a Bartra (min.68) y Alves (min.78), por el Barcelona.

Goles

0-1, min.10: Messi. 0-2, min.33: Messi. 0-3, min.62: Messi. 0-4, min.83: Sidnei, en propia meta.

Incidencias

Partido de la decimonovena jornada de la Liga disputado en Riazor ante 25.173 espectadores. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio por Andrés García Yáñez, expresidente del Deportivo; y José Calvete, exjugador del conjunto coruñés.

El Barça confirmó su mejoría tras una 'semana fantástica', en la que ha recuperado las buenas sensaciones con sus convincentes triunfos frente al Atlético (3-1), Elche en la Copa (0-4) y Deportivo (0-4). Tres resultados que sirven para dejar atrás las turbulencias desatadas a principios de mes con el batacazo en Anoeta. Los goles de Messi han acallado el debate sobre sus supuestas tensiones con Luis Enrique, la destitución de Zubizarreta y la marcha de Puyol del club.

Por primera vez desde que llegó al banquillo, el técnico azulgrana repitió alineación. Y el Barça lució de nuevo su mejor cara, rescatando la fluidez e intensidad que hasta hace poco parecían perdidas. Volvieron muchas de sus señas de identidad, como la solidez y la fortaleza defensiva, especialmente en la presión para recuperar el balón. Y también la rapidez y la verticalidad en ataque. El bloque funcionó, y la gran figura culé marcó las diferencias.

Messi apenas necesitó diez minutos para decantar la balanza. El 0-1 llegó de cabeza, al rematar desde el punto de penalti un centro medido de Rakitic desde la media. El croata le puso el gol en bandeja con un pase desde más de 20 metros al más puro 'estilo Schuster' o Ronald Koeman.  

El 0-2 no se hizo esperar mucho más. A la media hora, el '10' volvió a batir a Fabricio con un suave remate picado, elevando el balón sutilmente ante su salida en el área pequeña, después de una combinación de Neymar con Luis Suárez.

El Barça dominaba a placer, monopolizando prácticamente el balón, aunque el Deportivo estuvo a punto de dar un buen susto justo un minuto después por mediación de un ex azulgrana: Isaac Cuenca. El canterano, sin embargo, falló cuando lo tenía todo a su favor para superar a Bravo.

Pero Messi, protagonista indiscutible, no tenía suficiente. En el 35' estuvo a punto de marcar el tercero con un derechazo dentro del área que salió alto por muy poco. El '10' fue el mejor del 'tridente'. Luis Suárez, luchador, estuvo negado de cara a portería. El uruguayo falló un gol cantado en el 22', después de que Iniesta lo dejara solo ante Fabricio; y en el 38' y el 89' se repitió la historia. Su entrega y sacrificio en la presión no se vieron recompensados con goles. Neymar, intermitente, dejó algunos destellos con sus galopadas y quiebros.

El Barça soltó un poco el pie del acelerador tras el descanso, y el Depor estuvo a punto de aprovecharlo en el 56', cuando Bravo evitó el 1-2 en un chut a bocajarro de Juan Domínguez, en la mejor ocasión de los locales.

Por si acaso, Messi zanjó rápido las dudas culminando su 'hat-trick' con un zapatazo imparable dentro del área, ante la impotencia de una zaga gallega que no veía la forma de frenarle (0-3, 62').

El 0-4 definitivo fue un cúmulo de despropósitos por parte de la defensa local. Alves centró desde la derecha, y Sidnei introdujo el balón en su propia portería tras un mal rechace de Lopo, en el 82'. Una jugada cómica que puso punto y final a un partido plácido para el Barça. Y este miércoles le espera otra vez el Atlético, en la Copa del Rey. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil