Sport.es Menú

Messi y Suárez desatascan al Barça en su cuenta atrás hacia la Liga

El Barça venció al Almería
El Barça venció al Almería  | sport

El Barça va superando escollos con más efectividad que brillo en su cuenta atrás hacia el título. Esta vez le tocó el turno al Almería, que se llevó un 'poker' de goles del Camp Nou en un duelo más complicado de lo que el 4-0 final pueda hacer pensar. Por fin un triunfo holgado, después de haber sobrevivido en las dos últimas jornadas gracias a las acciones de estrategia o a las genialidades puntuales de las estrellas. Si ante el Madrid fueron Mathieu y Luis Suárez los 'salvadores', ante el Celta repitió el galo como protagonista inesperado. Y ante el Almería la cosa no fue demasiado diferente pues, hasta el 2-0, costó lo suyo cerrar un duelo bastante discreto.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA / Jornada 30

Barça

4-0

Almería

Barça

Bravo; Alves (Montoya, min.64), Bartra, Mascherano, Adriano, Sergi Roberto, Xavi, Rakitic (Rafinha, min.67), Messi, Luis Suárez y Pedro.

Almería

Julián; Casado, Trujillo, Ximo, Antonio Marín; Corona, Thomas, Wellington Silva (Soriano, min.56), Édgar (Zongo, min.72), Espinosa (Mané, min.78) y Thievy

Árbitro

Hernández Hernández (Comité de Las Palmas). Mostró tarjeta amarilla a Mascherano (min.43) y Casado (min.87).

Goles

 1-0: Messi, min.33. 2-0: Luis Suárez, min.55. 3-0: Bartra, min.75. 4-0: Luis Suárez, min.90+2.

Incidencias

Partido de la trigésimo tercera jornada de la Liga BBVA disputada en el Camp Nou ante 73.837 espectadores. 

No fue, ni de lejos, el mejor partido de Leo Messi, todavía renqueante de su inflamación en el pie derecho. Pero su agolazo de rosca a la media hora sirvió para desatascar un duelo que empezó pintando mal. Un destello del '10' abrió el candado defensivo de los de Sergi Barjuan, que se estrenaba en el banquillo andaluz tras la fulminante destitución de JIM el pasado fin de semana.

Al Barça le costó doblegar a rival que lucha por huir de la quema del descenso. Luis Enrique volvió a echar mano de las rotaciones para dosificar a sus estrellas, en vistas del temible calendario que le espera a partir de ahora: Sevilla, PSG en la Champions, Valencia... De modo que fue el turno de los menos asiduos Bartra (por Piqué), Sergi Roberto (por Iniesta) o Pedro (por Neymar).

Los azulgranas empezaron apretando y con intensidad, tanto que, en los primeros diez minutos, el Almería ni siquiera salió de su campo. Pero su fútbol lento, horizontal y previsible hizo que, poco a poco, los andaluces fueran perdiendo el miedo. Los rápidos Thievy y Edgar empezaron a hacer de las suyas a la contra... y la primera ocasión de peligro fue un remate cruzado de Wellington que no acabó en gol de milagro (15').

Al Barça le faltaba lucidez, y le costaba superar a la siempre poblada zaga visitante. Pedro le ponía intensidad en la presión y muchas ganas por la izquierda, pero sin muchos resultados -más allá de un posible penalti no señalado por una carga de Wellington-... y Messi, espeso, apenas desbordaba por la derecha. Pero el 'crack', como siempre, tenía un as guardado en la manga. Porque fue él quien abrió la lata antes de que empezara a cundir el desespero. En una jugada aparentemente inofensiva, entrando desde la banda derecha con todo el Almería replegado, entró en el área como si fuera a centrar y, en vez de eso, se inventó un disparo de rosca que se coló imparable en el segundo palo (1-0, 32'). Un remate mágico que devolvió la calma al Camp Nou.

Pero el Almería no se arrugó. Ya dijo Sergi en la víspera que su equipo jugaría sin miedo. Y así fue, porque en más de una ocasión puso en aprietos a Bravo. Espinosa le puso a prueba en el 37' con un peligroso testarazo.

El Barça monopolizaba el balón, pero apenas encontraba espacios ni se sentía cómodo. Y tuvo que ser Luis Suárez quien, con otra genialidad muy similar a la de Messi, amarrara definitivamente tres puntos de oro. El uruguayo, bastante fallón hasta ese momento, se internó por el vértice derecho del área, y una vez dentro, conectó un zurdazo -también de rosca- potentísimo que entró por toda la escuadra (2-0, 53').

El segundo de la noche, esta vez sí, hizo perder las esperanzas de un Almería que plantó cara hasta el final. Y sin hacer nada del otro mundo, el Barça marcó el 3-0 (75'). Para no faltar a la costumbre, en una acción a balón parado, al cabecear Marc Bartra con potencia un saque de esquina. La estrategia sigue dando sus frutos esta temporada...

A diez minutos del final, el árbitro, Hernández Hernández, anuló un gol a Messi por un fuera de juego más que dudoso. Poco importó. En ese momento el Camp Nou era ya una fiesta -con cánticos de "Xavi, Xavi" incluidos, con los que la 'gent blaugrana' demostró la estima que siente por su capitán-, y los tres puntos ya en el zurrón.

Los minutos de descuento dieron bastante de sí. Otro tanto anulado, esta vez al Almería, tras una espectacular chilena de Zongo. Y el 4-0, obra de Luis Suárez a puerta vacía tras una generosa asistencia de Pedro, a la contra, cerró de forma definitiva el marcador (4-0, 92'). Ocho jornadas para el final... y el Barça se mantiene firme en el liderato.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil