Messi, en el 'club de los elegidos'

Su compromiso es comparable con el que tuvieron cracks 'eternos' como Maldini, Totti o Giggs

La relación entre club y jugador ha beneficiado a ambas partes, como así lo indican las cifras

El primer gol de Leo Messi con el Barça fue ante el Albacete... a pase de Ronaldinho. Hoy se cumplen 13 años de ese tanto | SPORT.es

Jugadores que hayan sido fieles a una sola camiseta siempre ha habido. En algunas épocas puede que hayan proliferado más que en otras, pero a lo largo de la historia balompédica el “club de los elegidos” ha ido sumando adeptos.

Sí es verdad, sin embargo, que a día de hoy los jugadores de un solo equipo, los ‘one club  man’, son una especie en vías de extinción. Atrás quedó el romanticismo por los colores de una camiseta y el inquebrantable compromiso hacia un escudo. El dinero, principalmente, se ha encargado de erosionar relaciones que en otros tiempos se hubieran mantenido inalterables.

Se entiende por ‘one club man’ el jugador que siempre ha militado en un mismo equipo y el que, pese a no formarse en el primer escalafón del fútbol base o formativo, sí ha pasado por distintos niveles de un mismo hasta llegar al primer equipo y desarrollar después toda su carrera en este club. 

El mejor jugador del mundo, Leo Messi, integra esa rara estirpe de futbolistas ‘eternos’, fieles a un club, aunque no diera sus primeros pasos en él. El crack, que se inició en el Newell’s Old Boys de su Rosario natal, llegó a Barcelona con solo 13 años, en septiembre de 2000 y, desde entonces, ha crecido junto a una misma idea de juego.

Jugadores con más años en el mismo club. | MARC CREUS

En todos los contratos que Messi firmó a lo largo de este tiempo, además del factor económico, entró en juego el factor emocional. El argentino siempre valoró, y sigue haciéndolo, que el Barça apostara por él y se hiciera cargo de su tratamiento para paliar un déficit de la hormona del crecimiento.

‘Rara avis’

Gestos como el de Messi no son nada habituales en la actualidad, de ahí los escasos jugadores del fútbol de élite que pueden presumir de una trayectoria de 16 temporadas ininterrumpidas en un mismo equipo. El rosarino inició la cuenta el curso 2004-05, de la mano de Fran Rijkaard, y sigue en el equipo (2019-20) después de 16 ejercicios.

Además, ni mucho menos ocupa un puesto secundario o de relleno: Messi, a sus casi 33 años, sigue siendo el líder del conjunto y sus números se encargan de demostrarlo. Es el máximo realizador (25 goles) y el máximo asistente (16). El beneficio entre ambas partes ha sido mutuo a lo largo de estos años.

El gran triunfo del ahora capitán azulgrana ha sido mantener una regularidad y una efectividad nunca vistas. Temporada a temporada ha sabido sostener un rendimiento espectacular que se ha traducido en una gran cantidad de partidos jugados (la gran mayoría saliendo de titular y completándolos), goles, asistencias y títulos, además de multitud de récords. El balance general de Messi, sus grandes números, son de lo más elocuentes: 718 partidos (636 como titular), 627 goles, 248 asistencias, 505 victorias, 48 hat-trick, 34 títulos… 

La gran incógnita es saber qué hará Messi en el futuro. Un futuro, por cierto, no muy lejano. Aunque su contrato expira el 30 de junio de 2021, en su última renovación (julio de 2018), el argentino incluyó una cláusula de escape para junio de 2020. Fue una maniobra para adelantar su salida si seguía teniendo problemas con Hacienda. Y es que el único momento que el crack contempló finalizar su etapa en el Camp Nou fue cuando la Agencia Tributaria, a partir de 2014, lo juzgó por fraude fiscal.

¿Hasta cuándo?

Caso de seguir vinculado al FC Barcelona a través de un contrato vitalicio, fórmula que está explorándose, otra de las incógnitas pasaría por saber hasta dónde podría llegar Messi como jugador azulgrana: ¿hasta los 35 años? ¿36? ¿37?...

El capitán, pese al inexorable paso del tiempo, demuestra que sigue siendo indispensable y que sabe dosificarse para marcar diferencias. Seguramente podría llegar a las 20 temporadas, quizás alguna más. En cualquier caso, mientras siga divirtiéndose sobre el césped, la luz de Messi seguirá brillando.

Difícilmente llegará Leo a la longevidad que mantuvo Paolo Maldini en el Milan: 25 temporadas, desde la 1984-85 a la 2008-09, periodo en el que disputó 902 partidos y ganó 26 títulos. Ingresó en el equipo lombardo con 10 años y se retiró muy cerca de los 41. Maldini superó a su padre Cesare, histórico del Milan (1954-1966).

Igualmente, le será imposible igualar a Francesco Totti. ‘Il Capitano’ también permaneció 25 ejercicios fiel a  la camiseta de la Roma, desde la campaña 1992-93 a la 2016-17. Otros jugadores ‘top’ que marcaron época fueron Ryan Giggs (United), Billy McNeill (Celtic), Javier Zanetti (Inter)...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil